“Lo primero que teníamos que hacer era cumplir nuestro trabajo”

“Lo primero que teníamos que hacer era cumplir nuestro trabajo”

411
0
Compartir
Javi Amieva

– Al final se salvó la categoría y quien mire la clasificación y vea seis equipos por debajo pensará que esto fue un camino de rosas.

– La verdad es que mirando la clasificación parece que sí, pero de 30 jornadas, en 29 estuvimos en descenso. Son cosas del fútbol, que en la última jornada logramos salir de ahí, cuando hay equipos como el Astur o el Areosa que en ninguna jornada estuvieron en posición de descenso. Estamos contentos, primero por el Club. En segundo lugar, por los jugadores, que llevan mucho tiempo con nosotros, alguno de ellos sabe que se acaba su trayectoria de juvenil aquí y por la afición, por tener pequeñas alegrías dentro de la situación.

 

– Parecía increíble antes de empezar el partido que el Oviedo se salvara: tenía que ganar y que perdieran otros dos equipos, era una carambola complicada.

– Sí, era una carambola muy difícil, pero lo primero que teníamos que hacer era cumplir nuestro trabajo, que era ganar el partido. No fue tan fácil como pensábamos, el Porriño vino con una actitud muy positiva, con ganas de ganar el partido y nosotros entre la tensión, los nervios, que no dependíamos de nosotros… se complicó un poco más el partido. Pero los resultados fueron favorables, alguno incluso más de lo que pensábamos, como el Calasanz, que empató a uno con el San Roque. Y la derrota abultada de la Cultural con el Perines… fue una carambola casi perfecta.

 

– Antes del partido se hablaba de que quizá los equipos gallegos se ayudarían, pero parece que influyeron más viejos rencores.

– Cada uno tiene sus intereses, por afinidad, por no adulterar la competición… En esta categoría todo el mundo se juega el prestigio de hacer las cosas bien. Se dieron factores que en años anteriores perjudicaron a otros equipos y parece que pasaron factura ahora, pero lo que tenemos que hacer es no volver a estar en esta situación, no volver a cometer los errores que se cometieron. Tenemos tiempo suficiente para trabajar y planificar bien con el director deportivo, que tendrá que buscar las personas adecuadas para su grupo de trabajo y no cometer los mismos errores.

 

– Quico hizo un trabajo enorme, todo lo que se podía hacer, y quiso ser un revulsivo él mismo dejando el equipo en otras manos.

– Quico lleva toda la vida aquí, es un hombre de la casa y aquí seguirá. Su trabajo es sensacional. Los primeros días de pretemporada tenía ocho jugadores y tuvo que completar con jugadores de Liga nacional. El problema que tuvo, tras un trabajo serio, fueron los resultados. Y como buen oviedista que es, vio que no estaba capacitado y necesitaban un revulsivo, así que no quiso perjudicar a nadie. Pero su trabajo fue sensacional con los chavales. Cada día se ha trabajado muy bien y se nota porque los chavales han seguido trabajando de la misma manera conmigo.

– Parece que el primer error fue la planificación del equipo, con las bajas que se dieron y los fichajes que se hicieron o los que no se hicieron.

Juvenil A del Real Oviedo

Juvenil A

 

– No quiero entrar en esos temas porque yo no estaba, pero lógicamente pata llegar a esta situación es que algo mal se hizo.

Empezando desde la pretemporada. Quico Arias, el entrenador que comenzó, no tenía la plantilla configurada a finales de agosto y eso al final hay que taparlo con jugadores que en teoría debían estar jugando en Liga Nacional. Era complicado. Esperemos que no vuelva a ocurrir y que las personas que tomaron las decisiones reconozcan los errores cometidos y a partir de ahí dejen trabajar a los profesionales, que son quienes saben del tema.

 

– Se trabaja en la plantilla de la próxima temporada, ¿qué novedades hay y quién se va a encargar de ello?

– Es un trabajo del director deportivo, que está mirando las alternativas. Estábamos mirando lo primero en qué categoría íbamos a estar y la permanencia en División de Honor nos da un gran abanico de posibilidades para incorporar jugadores. Hay que mirar el trabajo que se está realizando con las categorías inferiores, muy bueno, del que están saliendo buenas hornadas, y a eso habrá que sumar nuevas incorporaciones. Hay que hacer una plantilla competitiva para no pasar apuros. Y habrá que estudiar quién es la persona o personas adecuadas para dirigir el equipo.

 

– Llega una generación muy buena, el cadete A es un buen equipo y algunos de sus componentes ya han entrenado incluso con el primer equipo.

– No es de esta temporada, hay jugadores que están trabajando bien en el club desde alevines y a todos los que podamos les abriremos las puertas, incluso que puedan entrar y formar parte de este proyecto ambicioso.

 

– En el 2003 se rompió la cantera y ahora mismo tenemos un cadete a punto de proclamarse campeón, un infantil también, además sobrado de puntos. Parece que la cantera se está reconstruyendo.

– Sí, es un trabajo de varias temporadas. Aunque estuvimos en Tercera, aquellas dos temporadas se trabajó bien. Hay que mirar por esos chavales, son el futuro y debemos poner todos los medios para mejorar. E intentar no cometer errores que se cometieron. Vamos a dejar trabajar a un profesional como Ramiro Solís, que tiene la experiencia necesaria para que los errores no se vuelvan a cometer.

 

– ¿Qué reto te planteas ahora?

– Soy un hombre de la casa, estoy para realizar la labor que se quiera. Estoy muy contento de haber sido el entrenador del equipo juvenil de División de Honor y ahora hay que dejar que los profesionales configuren un buen grupo de trabajo bueno y conveniente para el club. Yo voy a hacer lo que el club crea oportuno, nada más.