El Presidente del Oviedo confirma los pasos que se están dando para...

El Presidente del Oviedo confirma los pasos que se están dando para hacerse con una plaza en segunda

718
0
Compartir
Miguel Cano, presidente del Oviedo

– ¿Qué se comentó en el vestuario?

– Ya te lo puedes imaginar, que hay que ganar sí o sí. Poco más. Simplemente decirles que esto hay que salvarlo en el campo y en el campo quienes lo tienen que salvar son esos señores que están ahí entrenando. Creo que están convencidos de que lo van a intentar, además tienen ilusión. A ver si ahora tienen un poco de suerte, que es lo que dicen, que falta un poco de suerte.

 

– Si no es por una cosa es por otra, pero en este club siempre parece que se desvía la atención. Ahora no se habla de la importancia de ese partido en Irún, sino de otras cosas.

– Que se hable de lo que se quiera. Yo en la asamblea dije lo que dije y es verdad, estamos siguiendo muy de cerca al Ciudad de Murcia, porque entiendo que como presidente del Real Oviedo, y el consejo lo mismo que yo, la totalidad del consejo, estamos barajando todas las posibilidades para intentar que el Real Oviedo esté en la mejor situación posible. Los resultados los veis domingo a domingo. Siempre pensamos lo mismo, que vamos a ganar, que la mala racha se acaba y la racha, por desgracia, de momento no se acaba. El domingo, depende de lo que pase en Irún, el Consejo de Administración va a tomar decisiones. Casi todos estamos convencidos de que vamos a ganar, pero si no se gana, habrá que pensar en iniciar contactos con el Ciudad de Murcia. No quiero que ningún aficionado se ilusione con este tema, porque  me imagino que será difícil y complicado. Quien tiene una propiedad todos sabéis que la defiende a muerte. Es complejo, pero si hace falta lo vamos a intentar. Espero que ganemos el domingo y a ver qué pasa.

 

– Lo que pasa que los plazos… Una victoria en Irún no debería afectar en gran medida las negociaciones futuras porque incluso ganando ese partido el futuro va a seguir siendo muy incierto.

– Evidentemente. Pero el siguiente partido es en casa y hasta el quince de mayo hay tiempo. Vamos a esperar. Las cosas hay que hacerlas sin precipitación, hay que madurar los distintos escenarios. Había un aficionado que estaba muy cabreado (en la Junta de Accionistas), porque decía que cuando justificábamos la ampliación de capital decía que existía la palabra “casi” (se refiere el presidente a la justificación que el Consejo aporta sobre la necesidad de la amplaición que propone; en el punto 2.d. de esa justificación, dice literalmente: “La ampliación que se propone, consolidaría, además, casi definitivamente la solvencia de la entidad…”). Esa palabra fui yo quien la puso personalmente adrede. Porque ese “casi”, les dije que en quince días lo sabrían. Ya lo saben, le adelanté un poco a la asamblea porqué era el “casi”. Comprar el Ciudad de Murcia va a costar dinero y evidentemente el dinero hay que conseguirlo. Estamos en ello.

 

– ¿Es posible para el Real Oviedo acometer una operación de esa entidad? Se habla de 9 ó 10 millones de euros, que sería lo que Enrique Pina pediría por el club, pero aparte habrá que dotar al Real Oviedo de las infraestructuras necesarias, formar un equipo… todas esas cosas.

– Casi todo está previsto. Los aficionados también decían que por qué no una ampliación de capital de diez millones, de doce o catorce. Yo les decía que la experiencia en el Real Oviedo cada vez que se fue a una ampliación de capital es que muy poca gente acudía, y fundamentalmente empresarios o instituciones, que son las que creo que podían llegar a esas cuantías importantes que en estos momentos el Real Oviedo podría necesitar para adquirir el Ciudad de Murcia. Pero creo que con lo que estamos haciendo, que es ni más ni menos que tratar de transmitir confianza tanto a los empresarios asturianos como al Principado de Asturias y al Ayuntamiento de Oviedo, creo que llegado el momento y si las conversaciones avanzaran, espero que responda la gente que tiene que responder. Cuando entré en este Consejo de Administración sabíais que iba a ser por poco tiempo y además de alguna forma por asturianismo, por corazón. Soy cabezón y creo que vamos a conseguir los recursos necesarios, si el señor Pina se dejara, para comprar el Ciudad de Murcia.

 

– Lo que sí parece y hoy lo leemos en las páginas de La Nueva España es que hay negociaciones con Media Pro para los posibles derechos de imagen del club. Se apunta la posibilidad de que un grupo de empresarios de la ciudad estaría dispuesto a invertir. ¿Todo eso es tal cual, los pasos que se están dando van en esa dirección?

– De momento no quiero decir más, porque no me gusta hablar por hablar. Lo único que os puedo decir es que el Consejo de Administración, la totalidad, estamos trabajando muy seriamente para intentar hacer una realidad, si es que decidimos ir a por el Ciudad de Murcia. Y poco más puedo decir porque creo que no debo. Comprar el Ciudad de Murcia, insisto, si decidimos ir por él, no va a ser fácil. Por lo tanto, cuanto menos pistas, mejor. Ya veremos a ver lo que pasa.

 

– Lo que parece que en ningún caso maneja el Consejo es traer al Ciudad de Murcia con Enrique Pina al frente.

– Nosotros tenemos muy claro que lo único que haríamos sería comprar los derechos. Otra cosa no entraríamos nunca a negociar. Entendemos que el Real Oviedo tiene que seguir siendo el Real Oviedo y cualquier otra cosa pasaría por llevar otro nombre y perder la pluralidad que yo desde el primer día defiendo. Tengo muy claro que el Real Oviedo tiene que ser de todos. Y digo de todos los asturianos, porque aficionados del Real Oviedo los hay en toda Asturias, aunque la mayoría estén y residan en Oviedo. Mientras yo sea presidente del club, y eso Alberto González lo sabe porque es la única condición que le puse, el club debe estar en manos de mucha gente. El día que en el Real Oviedo haya alguien que de verdad tenga la mayoría, más del 50%, ese día Miguel Cano se va. Y eso lo tengo muy claro. Dejé el fútbol seis años cuando vi que alguien decidió que el fútbol tenían que ser sociedades anónimas. Aquel día me pareció que iba a ser el cáncer del fútbol. A partir de ahí, empezaron los problemas, por lo menos en el Real Oviedo, y en la mayoría de los equipos. El fútbol, en España y en casi todo el mundo, es corazón y está basado en los aficionados. En el momento en que se pierda el corazón, los aficionados también perderán la ilusión por los colores y por todo esto. El que quiera hacer del fútbol un espectáculo parecido a la NBA… personalmente no me gusta y si algo no me gusta me alejo de ello. Mientras yo esté de presidente tendrá que haber pluralidad. Y en el Real Oviedo tendrá que opinar y estar mucha más gente que una sola persona.