Efimkin, superviviente en los Lagos

Efimkin, superviviente en los Lagos

401
0
Compartir
Efimkin, en el podio (Foto: © Unipublic)

Foto: © Unipublic

Foto: © Unipublic

En el paso de montaña del Alto de La Llama, en el kilómetro 133, la diferencia ya había caído a 3.45, con un pelotón tensado gracias a los hombres de Caisse D'Epargne, Saunier Duval, Lotto – Predictor y Rabobank, que pese a llevar todos hombres en la fuga, querían tenerla controlada, hasta el punto de ordenar el director del Caisse D'Epargne, Eusebio Unzúe, descolgarse de la escapada a un lujo como Chente para trabajar en el pelotón contra los que eran sus compañeros de fuga.

 

A pie de puerto de Los Lagos, llegan los escapados con 2 minutos y 15 segundos de ventaja, en un grupo ya disminuido, en el cual comienzan los escarceos en la primera rampa con un fugaz ataque de Silvayn Chavanel. Tras pasar el santuario de la Santina, con 2 minutos de desventaja sobre el pelotón, Vladimir Efimkin lanzó un demoledor ataque en el cual dijo adiós a todos sus compañeros de fuga y se fue camino de la tercera victoria para Rusia en la mítica cima, tras Pavel Tonkov en 1997 y Zintchenko en 2000.

 

En el grupo de los favoritos, a pie de puerto empezaba para la mayoría de ellos la Vuelta, y Carlos Sastre pronto mostró sus cartas mandando a su gregario de confianza, Iñigo Cuesta, enfilar al pelotón y hacer la primera criba, que tras dos ataques de Sastre a 8 kilómetros de meta dejaron el pelotón en un minúsculo grupo en el que sólo pudieron resistir Menchov, Piepoli y el australiano Evans haciendo la goma.

 

Foto: © Unipublic

Foto: © Unipublic

Atrás sufrían Pereiro, Marchante y el Triki Beltrán para que no aumentara mucho la distancia, y cerca de ellos iba Samuel Sánchez, que encontró la ayuda de su compañero Igor Antón, que iba en la fuga, para hacer los últimos kilómetros en compañía.

Menchov probó suerte en el grupo delantero después de La Huesera, pero fue fácilmente cazado por Sastre y ahí se acabó la guerra del grupo escapado, aliándose para intentar meter más tiempo a los del grupo que les seguía sin ningún ataque más entre ellos, con un Cadel Evans que sufrió mucho por el ataque de Menchov y perdió unos valiosos segundos.

 

Efimkin fue regulando, jugando con la diferencia de casi dos minutos que tenía, y logró entrar en meta victorioso con 1.06 sobre Piepoli, Devolder, su compatriota Menchov, Monfort  y Carlitos Sastre, y a 1.28 llegó Cadel Evans, con evidentes signos de que le pasó factura La Huesera. Óscar Pereiro llegó a 1.57 y otros de los favoritos, como Gómez Marchante y Samuel Sánchez, perdieron 2 minutos y medio.

 

La sorpresa llegó en la rueda de prensa, en la que nada más iniciarse Efimkin espetó un "mi hermano gemelo es mejor que yo", que despertó las carcajadas de los presentes, y prosiguió sin cortarse postulándose como candidato a la victoria final sin tapujos. De momento, mañana portará el jersey oro, tras  tomar el relevo del cántabro Óscar Freire.

 

ADIÓS A ASTURIAS

La Vuelta se despide hoy de Asturias, con salida en Cangas de Onís y en una jornada que por su perfil sinuoso albergará, sin ninguna duda, batalla, con tres puertos de segunda categoría y la Palombera, de primera, cuya cima se encuentra a 21 kilómetros de la meta, situada en Reinosa.