Pichi Lucas: “Tenemos todos los condicionantes para hacer un buen trabajo”

Pichi Lucas: “Tenemos todos los condicionantes para hacer un buen trabajo”

253
0
Compartir
Pichi Lucas dirige un entrenamiento del Oviedo (Foto: Zureda Press)

El nuevo entrenador azul es consciente de la dificultad e cambiar muchas cosas en cinco días, por lo que en su primera semana al frente del primer equipo del Real Oviedo ha intentado “dar la mayor información posible y que la procesen con la mayor rapidez posible, de ahí que hayamos trabajado aspectos que nos pueden venir bien para el partido del domingo. Vamos a ver si somos capaces de conseguir un resultado positivo”.

Para el próximo domingo, en la sesión matinal ante el Tenerife B (12:00 horas, TPA), el técnico quiere “ganar y jugar bien. La gente demanda que el equipo juegue bien porque es un club y una ciudad con gusto por el buen fútbol”, comentaba Pichi Lucas, que sabe que “tenemos un objetivo claro que es ganar. El domingo hay que conseguir la primera victoria y espero y creo que, por las características de los futbolistas, podemos realizar buen fútbol”.

 

En los pocos días que lleva al frente del equipo, Pichi Lucas califica lo que se ha encontrado con admiración: “Esto es otro mundo. Vengo de entrenar equipos en los que teníamos unas situaciones precarias y la verdad es que aquí tenemos todos los condicionantes para hacer un buen trabajo, con una buena temperatura y buenos campos”. Unas instalaciones que llevan aparejadas exigencias más allá de las habituales en Segunda B: “Todo el entorno del Real Oviedo exige más. Es un equipo que está en Segunda B y que muy pronto va a salir de ella por todo el potencial y la capacidad que tiene detrás. Creo que es una mera circunstancia que le ha ocurrido y que pronto estará en otra óptica”.

 

En sus entrenamientos, cuatro desde su llegada al Real Oviedo, el técnico se ha caracterizado por centrar el trabajo en el balón y por buscar siempre que el esférico esté a ras de suelo, no en pelotazos largos: “El balón es nuestro amigo, nuestra herramienta de trabajo. Si no lo tratamos bien, no va a estar con nosotros nunca. Vamos a intentar que todos congenien con él y así será mucho mejor para todos”.

 

Además del buen trato al balón, el amigo del futbolista, Pichi Lucas ha destacado en su primera semana por no ofrecer pistas sobre el once que pueda saltar al césped ante el Tenerife B el domingo. Su explicación es que “para mí es importante que todos estén metidos en el trabajo, aunque entiendo que tanto vosotros, la prensa,  como los jugadores quieran saber el equipo. En cualquier caso, mi experiencia me dice que todos han de tener posibilidades de competir el domingo, lo que aumenta la competitividad”. Y no será flor de un día, sino que la tensión para cada convocatoria “la queremos mantener durante toda la temporada. Sabemos que para el domingo nos harán falta dieciséis futbolistas y todos han de estar preparados para cuando les llegue la ocasión”.

Sin embargo, no hay que concluir que las cosas no estén claras en la cabeza del entrenador, ya que “en mi cabeza no tengo muchas dudas de cara a ese once. Valoro mucho el potencial de esta plantilla y, al margen de los problemas que nos pondrá el rival, considero que tenemos un bloque consolidado e importante”.

Del rival del domingo, Pichi Lucas no tenía mucho conocimiento al término de la sesión de ayer, aunque tenía previsto recibirla a lo largo del día. Como es habitual en los filiales, cree que “son impredecibles, son capaces de lo mejor y de lo peor”. Pero no es el rival lo que preocupa al técnico: “Lo importante es que el Real Oviedo no debe de fijarse contra quién compita, sino en lo que realmente pueda aportar en el terreno de juego. Esa va a ser la tónica, vamos a informarnos de los rivales, pero lo importante va a ser lo que podamos ofrecer cada domingo”.