Vuelta al trabajo y a las pintadas en el Real Oviedo

Vuelta al trabajo y a las pintadas en el Real Oviedo

432
0
Compartir
Bances ya es objeto de las iras de la afición

OTRO REGRESO. También volvieron las pintadas al Carlos Tartiere. El estadio apareció ayer cubierto de mensajes en contra del Consejo de Administración, aunque los servicios de limpieza municipales se encargaron de eliminarlas pronto. El presidente, Dámaso Bances, el máximo accionista y vicepresidente, Alberto González, y su asesor personal, Juan Mata, son el objetivo de los aficionados.

La relación entre la directiva y la afición ha sufrido un grave deterioro en las últimas horas. La Asociación de Peñas hizo público un comunicado criticando el rumbo que tomaba el club tras la destitución del anterior técnico y la situación de interinidad que se produjo en el banquillo azul, algo que no gustó en el seno de la sociedad. Alberto González vio un charco y saltó dentro, contestando en un nuevo comunicado altivo y desafiante, haciendo valer su mayoría accionarial. Se olvidó el magnate del fútbol que para el día a día no tiene fondos y se ve obligado a recurrir al Ayuntamiento de Oviedo, incapaz de generar más recursos.

La respuesta de la afición se vio en el Tartiere en la matinal del domingo, donde todo el estadio coreó el “Consejo dimisión” que va camino de convertirse en la canción e la década en Oviedo.

 

SYMMACHIARII. El grupo de aficionados del Oviedo ha hecho público a última hora del lunes un comunicado apoyando el emitido por la APARO el viernes, en el que se denuncia la situación a la que el máximo accionista conduce al club. Los miembros del grupo creen que la afición va en una dirección y es Alberto González, que pide unidad en torno a él, quien va contra corriente.

Uno de los aspectos más llamativos del comunicado de Alberto González, respuesta al de la APARO, era criticar que el Consejo y la APARO se habían sentado a hablar “una o ninguna” veces. Symmachiarii recuerda en su comunicado al vicepresidente que “si tan criticable es que el que debería ser máximo representante de todos los asturianos no se reúna con los dirigentes del equipo de la capital de Asturias, (y bien que el propio Consejo se ha quejado de ello), más aún lo es que el Consejo del Real Oviedo no se reúna con los dirigentes de su mayor activo, la afición. Lo que deja muy claro que la opinión de la afición del Real Oviedo le es totalmente indiferente al señor máximo accionista”.

 

Un clásico en el Real Oviedo

Un clásico en el Real Oviedo

También sale a la palestra el Ayuntamiento de Oviedo, al que Symmachiarii pide que intervenga en el Real Oviedo para controlar el dinero que ha aportado a las arcas del club, al tiempo que solicitan el apoyo del Consistorio para que entre aire nuevo en la entidad.

 

Reproducimos a continuación el texto íntegro del comunicado de Symmachiarii:

 

EL grupo SYMMACHIARII quiere mostrar todo su apoyo al comunicado de la APARO y suscribir todas y cada una de las opiniones del mismo. No quedándonos una vez más que volver a censurar la actitud del máximo accionista del Real Oviedo, que vuelve a desprestigiar a nuestro club, como cada vez que aparece en prensa o desarrolla alguna de sus “brillantes ideas o gestiones”.

 

No entiende el vicepresidente del Real Oviedo en su carta a los medios de comunicación, que aunque el comunicado de la APARO este firmado por su presidente, este muestra la opinión de la citada asociación y la de todas las peñas pertenecientes a la misma, por tanto resulta totalmente inadecuada su contestación personalizada, quizás fruto de su desconocimiento de lo que es realmente la APARO, cosa que por otro lado no nos extrañaría.

 

Debe saber el Sr. Máximo accionista que las derrotas a quienes realmente escuecen es a sus aficionados, los que realmente si sufren cada día, hora, minuto y segundo por el futuro de esta entidad, los mismos que trabajan desinteresada y gratuitamente por el club. Por tanto permítanos que no creamos que los que se lucran a costa del Real Oviedo les pueda escocer nada que no sea su interés económico en la entidad.

 

No entraremos a discutir las mentiras sobre la confianza en Don Raúl González, porque después del revuelo que el propio máximo accionista generó este verano con sus filtraciones sobre el posible relevo del mismo, sus propios comentarios decaen por si solos. Y creemos que ahora solo es el momento de apoyar al nuevo técnico para que logre alcanzar los objetivos deseados.

 

Lo único que es claro y evidente en la situación que se vive actualmente en el Real Oviedo, es que toda la afición nada en una dirección y solo es usted el que nada a contracorriente, por lo que quizás tendría que darse cuenta haciendo gala de la sensatez y coherencia que solicita que quien debe rectificar es el máximo accionista, porque no es el solo quien goza de la verdad absoluta y el resto del oviedismo esté cegado, si no más bien al contrario. Con respecto al clima de inestabilidad de tiempos pasados que achaca a la afición, solo apuntar como tantas veces han utilizado ustedes, que fue una “situación heredada”…

 

Es una verdadera lástima que el Consejo de Administración del Real Oviedo reconozca públicamente que se ha reunido tantas veces con los representantes de la afición oviedista, como con el Presidente de parte del Principado de Asturias. Si tan criticable es que el que debería ser máximo representante de todos los asturianos no se reúna con los dirigentes del equipo de la capital de Asturias, ( y bien que el propio Consejo se ha quejado de ello), más aún lo es que el Consejo del Real Oviedo no se reúna con los dirigentes de su mayor activo, la afición. Lo que deja muy claro que la opinión de la afición del Real Oviedo le es totalmente indiferente al señor máximo accionista.

 

El único Sanedrín en la sombra que existe en este club, es el formado por el máximo accionista y el representante en España de la empresa Traffic, que además deben pertenecer a la corriente de los Saduceos, pues no creyendo en la resurrección de los “muertos” decidieron pasarse en el 2003 al equipo que jugaba en San Lazaro, irónico y apropiado nombre para el estadio si hacemos referencias bíblicas como hace usted. Errar es de sabios, pero aún no hemos visto rectificaciones.

 

“Quien levanta viento, recoge tempestades”, no hay refrán más apropiado para lo que sucede en el Real Oviedo, eso sí, poniéndolo correctamente (“No se pueden pedir peras al olmo”), “Quien SIEMBRA vientoS, recoge tempestades”, Galán, Juan Carlos, Nacho Canal, Manel….. la lista es tan larga que es extraño que un huracán azul aún no haya removido hasta los cimientos del club.

 

Los aficionados del Real Oviedo, no hacen oposición, sobre todo porque no están capacitados para hacerla en el sentido literal de la palabra, solo opinan y critican lo que les disgusta en el Real Oviedo, pero no con fines destructivos, no se confunda, solo se pretende evitar que otros destruyan lo que esta afición salvó cuando ustedes no estaban y se repitan errores pasados. No volveremos a ser una afición que se limite a ver , callar y pagar, aunque a muchos les gustara que fuese así.

 

La única inestabilidad en este club, siempre se crea desde la misma posición y no es precisamente la de la afición que alienta y acompaña a su equipo allá donde va. Las dudas si existen, pero exclusivamente en quienes dirigen el club, que por otra parte no son todos los miembros del Consejo de Administración, que se han quedado en eso, en simples amigos que ahí están, pero que ni mandan ni opinan.

 

No dude por un instante que la fidelidad de esta afición es insuperable, pero la lealtad hacía los dirigentes hay que ganársela y desgraciadamente para el Real Oviedo, usted no ha sabido hacerlo, el camino es largo hasta primera división, pero si el chofer no sabe conducir, difícilmente podremos poner el coche en marcha.

 

Resulta contradictorio hablar de evitar entrar en polémicas estériles cuando no le ha faltado ni un día en salir a los medios a contestar y generar ésta en la que ahora nos encontramos. Pero ciertamente, no esperábamos menos.

Desde el Grupo Symmachiarii volvemos a solicitar que el Ayuntamiento de la ciudad de Oviedo, intervenga en el Real Oviedo y vigile el fin del dinero que ha aportado a la entidad, así como que medie para lograr un relevo accionarial en la entidad, buscando la entrada en nuestro club de gente preparada y conocedora del mundo del fútbol que pueda devolver al equipo y a la ciudad a la máxima categoría.

 

Fdo: SYMMACHIARII