La finalización, objetivo de Pichi Lucas

La finalización, objetivo de Pichi Lucas

181
0
Compartir
Pichi Lucas y Serrano, durante el trabajo con los porteros (Foto: Zureda Press)

Una vez concluido el trabajo, el técnico berciano analizaba el trabajo de la semana, especialmente encaminado a mejorar la finalización de las jugadas, puesto que “ante el Puertollano tiramos una vez a gol y eso es algo que no puede ser”. El remedio para mejorar esa finalización es “tener mucha más velocidad en los últimos 40 metros y abrir mucho más el campo”, aunque respecto a la jornada pasada Pichi Lucas recordaba que “el rival del pasado domingo era muy complicado y supo cerrarnos todas las vías de pase, prácticamente jugaba con una línea de cinco defensas y por nuestras características tenemos jugadores se encuentran mucho más cómodos con espacios”.

 

En el capítulo de bajas, “Curro y Jandro han entrenado con normalidad ayer y hoy han vuelto a entrenar, mientras que Pelayo sigue con problemas en un tobillo”. El centrocampista es baja para esta semana y casi con seguridad para la siguiente. Y aunque se espera que se pueda contar con él, “Nacho Méndez no ha entrenado hoy por un golpe en el empeine”, por lo que el técnico tendrá que “ver mañana en la última sesión de que jugadores disponemos, pero en principio no parece que haya ningún tipo de problema para que se incorpore a la expedición”.

La baja segura en el once es la de Rubén González por sanción, un puesto para el que “tenemos varias posibilidades”, aunque el técnico parece pensar en Ander Larrea para cubrir el lateral derecho: “Larrea es un jugador de su misma posición y vamos a manejar distintas alternativas que vayan siempre en beneficio del equipo. Rubén estaba jugando habitualmente en el lateral diestro, pero esta plantilla es amplia y vamos a estudiar todos los recursos posibles”.

 

Al rival del domingo, el Alcalá, se le eliminó en Copa del Rey en agosto, pero “cada partido es una historia y el ganar uno no quiere decir que vayas a ganar el otro. Evidentemente vamos con la intención de sumar los tres puntos, como también querrá el Alcalá. Vamos a poner todos los medios posibles para que la victoria venga a nuestro favor”. Pichi Lucas es consciente de que va a ser un partido muy complicado ante un rival con problemas: “Sabemos que el encuentro tendrá muchas dificultades, es un equipo que ha cambiado de entrenador, que está en una situación delicada y que en las últimas dos jornadas no ha conseguido ninguna victoria. No va a ser fácil para ninguno de los dos equipos”. A pesar de todo, el Oviedo va a por los tres puntos, después de haber cosechado dos empates en las dos últimas jornadas: “Los empates ayudan al final y ahora producen frustración tanto en nosotros como en la afición. Al final de temporada son importantes, se puede decir que a corto plazo no tanto, pero a largo, sí que lo son. En la situación en la que estamos, sumar de tres en tres es nuestro objetivo”.