El consejo del Oviedo recurrirá ante la Audiencia

El consejo del Oviedo recurrirá ante la Audiencia

71
0
Compartir
Dámaso Bances y Gabino de Lorenzo, en el museo, aún cerrado al público en general, del Oviedo (Foto: Zureda Press)

Fernando Díaz García y Guillermo Álvarez Rato, abogados del club en este asunto, emitieron un informe, según anuncia el consejo de administración del Oviedo, que recomienda “la formulación del correspondiente recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Oviedo”. Ese recurso se basa, siempre siguiendo el comunicado del propio club, “tanto en las propias dudas que refiere la Sentencia, como en la correcta aplicación de los hechos probados, junto con algunos acreditados y que no han sido tenidos en cuenta, y, finalmente, en un razonamiento lógico-jurídico más acorde con los propios hechos probados, basado en la propia normativa que se cita en la Sentencia como de aplicación”.

 

Ese informe, siempre ateniéndonos a lo informado a través de la web del Real Oviedo en un comunicado firmado por el consejo de administración, destaca que la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 “define el contrato discutido como ‘de patrocinio’, en contra de la opinión de la demandada, que pretendía definirlo como un contrato administrativo, sin concretar”. Además, respecto a la vigencia del contrato desde 2005, como consecuencia de una supuesta prórroga del inicial, la sentencia, a juicio de los asesores legales del Oviedo “declara como probado el íntegro cumplimiento del mismo por parte del ‘Real Oviedo, SAD’, desestimando nuestra petición principal argumentado la falta de prueba de la existencia de una voluntad diáfana del Gobierno del Principado en cuanto a la prórroga de los contratos. De forma subsidiaria también desestima la posibilidad de existencia de un enriquecimiento injusto por idénticos motivos”.

 

El informe emitido por los asesores del consejo de administración del Real Oviedo SAD “muestra disconformidad con los argumentos de la Sentencia, recomendando la formulación del correspondiente recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Oviedo”. Ante ese informe, el consejo, en su reunión, “ha acordado dar instrucciones para la interposición del recurso de apelación recomendado”.

 

No pasarán menos de cuatro meses antes de la resolución del recurso y la vida del Oviedo sigue. El principal problema es que no hay dinero en caja. Los problemas de pagos a suministradores ya fueron reconocidos desde el club. Y las nóminas de los jugadores pueden estar en serio peligro pronto. Hay menos socios, menos publicidad en el campo, menos recursos generados. Y no parece que el máximo accionista del club, presuntamente apartado de la gestión diaria de la entidad, vaya a poner un céntimo. En un mes habrá Junta de Accionistas, el club está en causa de disolución y los artificios contables tienen cada vez menos margen de maniobra. O el máximo accionista protege su “propiedad” y defiende los intereses de TODOS lo accionistas, como es su obligación, poniendo el dinero que haga falta, o tendrá que acudir a una ampliación de capital. Y mientras tanto, el Ayuntamiento de Oviedo, con Gabino de Lorenzo respaldando la gestión del constructor de San Claudio, guarda silencio ante el mayor desastre del Real Oviedo, quizá la mayor institución de la ciudad, a pesar de los mindundis que mal dirigen su destino. Es el momento de que alguien con cabeza y dinero coja las riendas del histórico club. El segundo máximo accionista, el Ayuntamiento, debe decir algo. De momento, el presidente del club, Dámaso Bances, ha anunciado que sin el dinero de la demanda el club corre peligro de desaparición. Si lo dice él, algo habrá.