Victoria en un partido con muchas pruebas para el Real Oviedo

Victoria en un partido con muchas pruebas para el Real Oviedo

134
0
Compartir
Pablo Carnero, en un entrenamiento con Negredo (Archivo MO)

A medida que pasaban los minutos, el juego se fue igualando en la parcela central y posteriormente se fue decantando del lado visitante, donde los centrocampistas Gonzalo y Falcón, con una mayor experiencia que sus marcadores, se fueron entonando hasta el punto de realizar uno de sus mejores partidos de la temporada. Ello permitió que los hombres de banda y los delanteros comenzasen a participar más y, por ende, se llegase con una mayor asiduidad a las inmediaciones del área donostiarra

 

Nano se mostró muy participativo, tanto sirviendo centros al área para las llegadas de los hombres de la segunda línea como en acciones individuales que se encontraron con buenas respuestas del guardameta Mandaluniz. También lo intentó el otro extremo, Xavi Moré, aunque cruzó en demasía su disparo con la derecha.

 

Ante tanta oportunidad no era muy descabellado pensar en el gol oviedista y éste fue obra de Carnero. El ariete ya estuvo a punto de conseguirlo el domingo pasado y hoy no dejó pasar una nueva oportunidad. En el 31 no acertó a rematar un balón dentro el área, pero 2 después, sí que vio portería al aprovechar un rechace y batir al portero local con un golpeo de zurda

 

La segunda mitad volvió a tener el mismo guión que el inicio del partido. Los locales realizaron dos cambios en los vestuarios con el objetivo de tener más ocasiones de gol, pero la zaga visitante se mostró muy segura y no concedió ninguna ocasión a los donostiarras.

 

Por su parte, los azules, ayer de negro, también movieron su delantera y Pacheta dio entrada a Miguel y Manu Busto, que gozaron de sus oportunidades de gol. También lo intentaron Gonzalo, de cabeza, y Xavi Moré, con la derecha, y Nano, con la zurda, pero todos ellos se encontraron con buenas intervenciones de Mandaluniz.

 

Los de Pacheta eran claramente superiores, pero no acertaron a finiquitar el partido, algo que aprovecharon los locales para tratar de marcar su último gol de la temporada en Zubieta, aunque no vieron cumplido ese objetivo. Ya en los minutos finales, el defensa Errasti, tras un balón aéreo al segundo palo, puso a prueba a Aulestia, que despejó el potente golpeo con muchos problemas.

 

En definitiva, tres puntos más para el Real Oviedo, que se coloca en octava posición con 55, los mismos que el filial del Atlético Osasuna, que esta jornada perdió ante la Peña Sport en Tajonar.