Fuertes en casa

Fuertes en casa

250
0
Compartir
Diego Sánchez pasa el balón ante un defensor del Clínicas Rincón (Foto: Zureda Press).
El segundo cuarto comenzaba con un triple de Svandrlik, con lo que se empezaba así a ver reducida la ventaja carbayona. Los visitantes conseguían recortar la diferencia llegándose a poner ocho puntos por debajo (28-20). Después de una buena racha del Clínicas Rincón, un robo y un mate de Will Hanley volvía a poner a Oviedo Baloncesto diez puntos arriba (35-25). Un triple de Víctor Pérez a falta de un 1:24 para el descanso volvía a colocar a los locales trece puntos arriba, pero era contestado por otro triple de Todorovic que dejaba la diferencia en diez puntos al descanso (38-28).

Cinco puntos consecutivos de Tautvydas Sabonis (hijo del mítico pívot lituano, al igual de Dimantas Sabonis) acercaban a su equipo hasta las cinco puntos (40-35) pasados los primeros dos minutos del tercer cuarto. Un triple de Svandrlik a falta de 6:13 conseguía recortar la ventaja hasta los tres puntos (43-40). Pero los de Guillermo Arenas reaccionaron bien y una canasta con falta de Víctor Pérez volvía a poner la diferencia en seis (46-40). Al final del tercer período, los locales jugaban con una ventaja de más diez (56-46).

El último cuarto comenzaba con un nuevo triple del Clínicas Rincón, de Tautvydas Sabonis, quien se echaba el equipo a las espaldas en la faceta anotadora. La cuarta falta de Diego Sánchez (tercera del equipo carbayón en este cuarto) pasado poco más de un minuto parecía que podía condenar a los locales. Pero muy lejos de eso, Oviedo Baloncesto volvía a jugar su mejor baloncesto. Willie Galick, hasta entonces desaparecido en ataque, anotaba cinco puntos consecutivos para desesperación de Francisco Tomé. Volvían los nueve puntos de diferencia (61-52).

 
Un parcial de 18-8 en los últimos ocho minutos del cuarto demostraba la valía de los locales. Willie Galick seguía a lo suyo y, anotando diez puntos y cogiendo tres rebotes en el último cuarto, hacía vibrar al público de Pumarín. Un mate con falta del canadiense a 2:01 del final sentenciaba a los malagueños (67-56). Las defensas posteriores, unidas al acierto desde el tiro libre, dieron al Oviedo Baloncesto una victoria más abultada de lo que se presagiaba minutos atrás (74-59). El MVP del partido fue Will Hanley con 23 de valoración (14 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 6 recuperaciones).

Oviedo Baloncesto (74): Fran Cárdenas (8), Diego Sánchez (14), Víctor Pérez (13), Will Hanley (14), Willie Galick (13) -cinco inicial-, Adrián Macía (0), Agustín Prieto (3), Ricardo Pámpano (0), Héctor Macía (6), Borja Blanco (0), R. Quirós (0) y Miguel Ángel Orán (3).
Clínicas Rincón (59): Soluade (3), Svandrlik (3), Alberto Diaz (6), Malick (7), Guerrero (0) -cinco inicial-, Pozas (2), Alcoholado (0), D. Todorovic (14), Dimantas Sabonis (0), Antic (5), Nguira (8) y Tautvydas Sabonis (11).
Árbitros: Juan Francisco González Cuervo y Álvaro Cubero Rodríguez. Eliminado Soluade.

Parciales: 25-11, 12-17, 19-18 y 18-13.