Del infierno al cielo en quince días

Del infierno al cielo en quince días

121
0
Compartir
Arturo Elías Ayub y Carlos Slim, el miércoles viendo al León (uno de los dos equipos que su grupo posee en la Liga mexicana) en el estadio del Cruz Azul, en Ciudad de México.
Pero hacía falta algo más. El equipo necesitaba un inversor importante que le diera solvencia. Lo que parecía impensable hasta hace muy poco es que ese inversor fuese el multimillonario mexicano Carlos Slim, dueño de Telmex (el gigante mexicano de las telecomunicaciones) y hombre más rico del mundo según la revista Forbes. Un magnate de verdad, no un supuesto "magnate del fútbol español" hoy prófugo.

El que más disposición mostró desde el principio para hacerse con el Oviedo, el empresario murciano Enrique Pina, fracasó en su intento. Sus representantes tenían preparados dos talones de 500.000 euros cada uno, pero tras varias horas en el Carlos Tartiere se marcharon sin depositarlos al perder el pulso con Slim. Toño García y el Grupo Pegaso también se quedaron con la miel en los labios.

Los representantes de Pina abandonan el Tartiere sin poder comprar el club (Foto: Zureda Press).

Los representantes de Pina abandonan el Tartiere sin poder comprar el club (Foto: Zureda Press).

DEUDA A CORTO PLAZO FINIQUITADA // Carlos Slim llega al Oviedo a través de uno de sus conglomerados de empresas, el Grupo Carso, aportando dos millones de euros, que ya han sido ingresados a la entidad azul. Con esa cantidad se alcanzan los cuatro millones de euros recaudados en la ampliación de capital, con lo que el Real Oviedo no sólo supera la causa de disolución (1,1 millones hacían falta) y la causa de insolvencia (2,5 millones se requerían), sino que acaba de un plumazo con toda su deuda a corto plazo.

Durante las últimas semanas se ha hablado mucho del inminente desembarco de Slim en el fútbol español y el Oviedo era uno de los nombres que habían surgido junto a otros como Getafe o Real Sociedad. Pero el Grupo Carso, a través del comunicado en que confirmaba su inversión, explicaba ayer que se decide por el proyecto azul "por su historia dentro del fútbol profesional español y sobre todo por la extraordinaria afición que lo respalda".

El anuncio de la inversión mexicana se produjo con toda la cúpula de Telmex en Austin, viendo el GP de Estados Unidos de Fórmula 1, ya que patrocinan al mexicano Sergio Pérez. Es una de las inversiones deportivas del grupo, que es propietario de dos equipos de la Primera División mexicana, el Pachuca y el León. En Austin está el propio Carlos Slim y también, entre otros, su yerno Arturo Elías Ayub, un hombre importante en la operación.

Colas para comprar acciones ayer en las oficinas del Tartiere (Foto: Zureda Press).

Colas para comprar acciones ayer en las oficinas del Tartiere (Foto: Zureda Press).

Elías Ayub es director de Alianzas Estratégicas de Telmex, director general de la Fundación Telmex y director de Uno Noticias. Fue presidente de Pumas durante cuatro años (una exitosa etapa, con los títulos del los torneos Clausura y Apertura de 2004) y hace una semana fue objeto de una broma radiofónica por parte de los componentes del programa Tiempo de juego de la Cadena COPE, que le conminaban a ayudar al Real Oviedo. "La broma fue parte importantísima de conocer la grandísima afición del Real Oviedo", afirmaba ayer el yerno de Slim de nuevo en la COPE, aunque los contactos en realidad habían empezado antes. Ya en la semana de los Premios Príncipe de Asturias los mexicanos habían solicitado información y esta semana se intensificaron los contactos con la ayuda de un componente de Tiempo de juego, el oviedista Marcos López.

El objetivo del grupo que lidera Carlos Slim es "devolver a la ciudad de Oviedo y a Asturias un club de fútbol capaz de los mayores logros deportivos y de los mejores valores sociales". Soñar es gratis, hace semanas se comentó que Slim quería un club en España para que compitiera con Real Madrid y Barcelona por los títulos, pero de momento no hay que mirar tan allá. "La meta será salir de la Segunda División B y que el Oviedo esté pronto con los más grandes", afirmó Arturo Elías Ayub en declaraciones al diario As, donde recalcó que "a corto plazo no va a haber cambios en la estructura del club". Así, los mexicanos quieren que Toni Fidalgo siga como presidente, "dada su probada trayectoria" en el club azul "y en el fútbol español". Un ofrecimiento del que Fidalgo, en principio reacio, hablará con los nuevos inversores y que en principio aceptará.

Los benjamines de la Escuela de Fútbol Oviedo Vetusta, nuevos accionistas (Foto: Zureda Press).

Los benjamines de la Escuela de Fútbol Oviedo Vetusta, nuevos accionistas (Foto: Zureda Press).

1.930.000 EUROS DE MINORITARIOS // La euforia por la llegada de Carlos Slim no debe hacer olvidar, sin embargo, que quien ha salvado al Real Oviedo es la afición de a pie, el accionista minoritario. Porque se decía que había que recaudar como fuera 1.905.000 euros en la ampliación de capital para que el equipo no desapareciese y ayer, sólo entre las aportaciones minoritarias, se llegó a 1.930.000 euros, una cifra a la que falta por añadir las transferencias bancarias que todavía no han llegado.

Pese a que se confirmaba públicamente la noticia de la inversión de Slim, no paró de entrar gente durante todo el día en las oficinas del Carlos Tartiere, donde ayer compraron acciones más de 1.500 personas. El apoyo internacional, liderado por el llamamiento del periodista Sid Lowe en Twitter, alcanzó ayer los 510.000 euros recaudados vía PayPal, con los aficionados del Portland Timbers de la Major League Soccer estadounidense como caso más espectacular: 478 acciones compradas por 176 personas. Son cifras que ya están en la historia azul y que no pasaron desapercibidas para el hombre más rico del mundo, cuya llegada da inicio a una nueva e ilusionante etapa en el Oviedo.