Permiso para soñar

Permiso para soñar

202
0
Compartir
Diego Sánchez intenta entrar a canasta (Foto: OCB).
En este primer cuarto el Unión Financiera Baloncesto Oviedo comenzaba a sentirse cómodo en la pista. Defensas agresivas y contraataques rápidos. La guinda la puso Ferrán Bassas, quien entraba a pista durante menos de dos minutos para dar descanso a Fran Cárdenas y lograba anotar nueve puntos; una canasta con tiro adicional y dos triples, uno de ellos sobre la bocina, para establecer el 30-24 final.
 
En los primeros instantes del segundo cuarto, una serie de desajustes defensivos acercaban la diferencia para los visitantes, quienes a los cinco minutos de juego se encontraban 32-30. Los de Joaquín Prado intentaban sorprender y castigar la presión del Oviedo Baloncesto con balones largos. Y les dio resultado, aunque de forma parcial. Víctor Pérez sacaba su muñeca a relucir y con dos de tres en acierto desde la línea de 6,75 permitía distanciarse a los suyos. El marcador de 47-41 al descanso parecía engañoso, los de Guillermo Arenas hacían méritos para irse más arriba, pero una serie de fallos atrás los condenaban. Al fin y al cabo, la Adecco Oro es una categoría exigente en estos aspectos.

Juan García intimida a Simeón (Foto: OCB).

Juan García intimida a Simeón (Foto: OCB).

En el tercer cuarto la cosa cambió. Al principio a los ovetenses les costó arrancar, pero gracias a una falta de tiro sobre Victor Pérez, cuando éste se preparaba para lanzar de tres, la diferencia se situó en nueve puntos. Esto, unido a una falta antideportiva cometida por los ilerdenses, permitía a los de Guillermo Arenas abrir una brecha en el marcador. Si al ecuador de este periodo se llegaba con una diferencia de 17 para los locales (60-43), el Força Lleida, comandado por un buen Sergio Llorent, y con Alfons Alzamora castigando bajo los aros, reducía distancias hasta los nueve puntos (63-53). La sensación al finalizar este periodo era agridulce para los de casa, ya que tras haberse visto 20 puntos por encima (63-43) los visitantes reaccionaron. Y en ello tuvo que ver la defensa establecida por Joaquín Prado. Lleida colocó una mixta sobre Víctor Pérez en primer lugar y sobre Diego Sánchez después. La zona se le atragantó al Unión Financiera Baloncesto Oviedo.

En el último periodo todo estaba por decidirse. Y más cuando Lleida arrancó fuerte, poniéndose a solamente cuatro puntos de diferencia cuando restaban poco menos de ocho minutos y medio. Pero los carbayones se volvieron a poner las pilas, conscientes de que no se les podía escapar el partido en casa. Entre Diego Sánchez, Víctor Pérez y Daniel Fitzgerald acribillaron desde la línea de tres a Lleida. A la fiesta se quiso unir Juan García, quien apenas tuvo participación en el segundo y en el tercer cuarto. El jugador interior dominicano volvió a deslumbrar en este último periodo anotando diez puntos; cuatro de ellos marca de la casa con dos alley-hoops, uno de ellos tras tirarle Fran Cárdenas un caño a un rival.

Fran Cárdenas, entre dos rivales (Foto: OCB).

Fran Cárdenas, entre dos rivales (Foto: OCB).

Juao García fue el MVP del encuentro con 22 puntos y 27 de valoración, pero también hay que destacar una vez más el acierto desde la línea de tres de unos enrachados Víctor Pérez y Diego Sánchez (4/7 cada uno) y la magia de Cárdenas repartiendo asistencias, con ni más ni menos que 13 pases de canasta. Una nueva victoria del Oviedo Baloncesto en Pumarín permite colocarse a los ovetenses como colíderes en la clasificación, actualmente empatados con River Andorra, Ford Burgos, Breogán y Basket Coruña. El próximo compromiso de los asturianos será en Málaga, ante el Clínicas Rincón.

“EL EQUIPO TIENE CARÁCTER” // En rueda de prensa compareció el entrenador del Oviedo Baloncesto, Guillermo Arenas, quien se mostró satisfecho con “el nivel defensivo” de sus jugadores. La única pega la pone Arenas en “el ataque contra zona, que creo que se nos atasca un poco”. El entrenador ovetense no se imaginaba un arranque tan positivo del equipo pero cree que “estamos trabajando bien y en casa nos merecemos estas alegrías”. Además, opina que “el equipo está demostrando carácter y logramos sacar adelante los momentos complicados”.

También el míster de Lleida, Joaquín Prado, ovetense de origen y con pasado tanto en las filas del Universidad de Oviedo como del Gijón Baloncesto fue rotundo al señalar que “nos han superado en todo”. Además, Prado lanzó un alegato defendiendo el trabajo del Oviedo Baloncesto. El entrenador de Lleida aseguró que  “como asturiano me alegra ver el pabellón lleno como hoy, y que la gente de Oviedo valore el esfuerzo tan grande que se está haciendo con el baloncesto” pero cree que “la gente en Asturias no es consciente de la suerte que tiene de que Oviedo pueda contar con un equipo en LEB Oro. Cada sábado esto debería estar a reventar y con 500 personas en la calle, y de esa manera se forzaría a que hubiera mejores instalaciones y que el proyecto tirara hacia arriba. Prado aseveró que “el esfuerzo de unos pocos está haciendo que Oviedo se haga con un nombre en la élite del basket nacional, y eso es mucho”.

 
Unión Financiera Baloncesto Oviedo (86): Fran Cárdenas (11), Víctor Pérez (15), Diego Sánchez (14), Juan García (22), Kevin van Wijk (10) -cinco inicial-, Álvaro Muñoz (0), Agustín Prieto (0), Ferrán Bassas (9), Héctor Macía (0), Daniel Fitzgerald (3) y Brandon Garrett (2).
Força Lleida (74): José Simeón (0), Álex Llorca (15), Osvaldas Matulionis (10), Terell Vinson (6), Víctor Arteaga (8) -cinco inicial-, Juampi Sutina (3), Alfonso Alzamora (9), Samuel Domínguez (3), Andreja Milutinovic (8) y Sergio Llorente (12). 
Árbitros: Juan Gabriel Carpallo Miguélez y Juan Manuel Uruñuela Uruñuela. Eliminados Kevin van Wijk y Terell Vinson.
Parciales: 30-24, 17-17, 16-13 y 23-20.
 
Compartir
Artículo anteriorNi contra ocho
Artículo siguienteInicio victorioso