Bendecido desde el cielo

Bendecido desde el cielo

162
0
Compartir
Linares, reconociendo con el gesto la fortuna que tuvo en su tercer gol (Foto: José Luis González).

Susaeta, perseguido por Keko (Foto: José Luis González).Pero hasta llegar ahí, el Real Oviedo tuvo que hacer frente a un Lealtad que mostró atrevimiento sobre el césped del Carlos Tartiere. Su clasificación actual no tiene nada que ver con lo visto en la tarde de ayer, y sólo la falta de puntería frente a la meta de Esteban le privó de poner en muchos más apuros al conjunto de la capital del Principado. Quizá todo hubiera sido diferente si Linares no hubiera abierto la lata tan temprano. No habían transcurrido ni diez minutos cuando el aragones batía a Rafa tras rematar un gran centro de Susaeta desde la derecha.

En los minutos posteriores al gol se pudo ver a un Lealtad que trataba de atosigar a su rival. Pese al dominio visitante, la defensa azul tampoco sufrió en exceso, fruto de una mejoría palpable desde la debacle de Ferrol. El Real Oviedo ha encajado solamente un gol en los tres últimos encuentros. Esteban suma ya 195 minutos sin ser batido, la mejor marca de la temporada para él. Además, por primera vez este curso, se han encadenado dos partidos sin recibir gol en contra.

Eneko fue la gran novedad del once (Foto: José Luis González).El intento de reacción del Lealtad fue cortado por, cómo no, Linares. Era el minuto 30 de la primera parte y el zaragozano batía con una vaselina a Rafa. De ahí hasta el descanso, control total de los azules sin que se tradujera en demasiadas oportunidades de gol.

La tónica de la segunda parte fue muy parecida. Un conjunto visitante que lo intentaba y se estrellaba una y otra vez contra la zaga local. De hecho, en algunos momentos, el Real Oviedo pecó de conformismo, algo que no llegó a gustar demasiado a los más de 12.000 espectadores que se juntaron en el Tartiere. Los cambios revitalizaron al equipo. Sergio García sustituyó a un buen Eneko que sube el nivel de sus intervenciones semana tras semana. Señé relevó a Susaeta, que volvió a dar una clase sobre cómo combinar con los compañeros, sobre todo con Linares y Font. Por último, Sergio Sánchez entró por un Vila tocado físicamente.

Omgba, en una disputa con Pablo Espina (Foto: José Luis González).En la recta final del encuentro se vio al mejor Oviedo, con un rival ya desfondado y a punto de bajar los brazos. A falta de ocho minutos Linares hacía su tercer gol de la tarde al rematar, en semifallo, una volea en el segundo palo. La parábola fue imposible para Rafa. En el tiempo de descuento, Omgba hacía su tercer gol de la temporada tras los conseguidos frente a Cultural y Celta B.

Con estos tres puntos, los de Egea se colocan en segunda posición, superando al Real Murcia que empató en su visita al Compostela y recortando dos puntos al líder, la UD Logroñés que se mantiene en esa posición de privilegio gracias a un gol en el tiempo de descuento en el Reino de León. La próxima jornada, un nuevo rival asturiano para los azules, el Unión Popular de Langreo.

Real Oviedo (4): Esteban; Nacho López, David Fernández, Jonathan Vila (Sergio Sánchez, m. 66), Dani Bautista; Omgba, Generelo; Susaeta (Señé, m. 81), Héctor Font, Eneko (Sergio García, m. 62); y Linares.
Lealtad (0): Rafa de Diego; Keko, Pantiga, Marcos, Pelayo; Matías, Dani Hedrera, Yosu (Lombán, m. 70), Dani Peláez (Sergio Villanueva, m. 63); Jorge y Pablo Espina (Negredo, m. 75).
Árbitro: Rezola Etxeberria (vasco). Amarillas al oviedista Generelo y al visitante Pelayo.
Goles: 1-0, Linares (m. 8). 2-0, Linares (m. 30). 3-0, Linares (m. 82). 4-0, Omgba (m. 92).
Incidencias: 12.188 espectadores en el Carlos Tartiere.