Victoria para afianzarse en la zona noble

Victoria para afianzarse en la zona noble

597
0
Compartir
Borja Valle se dispone a tirar (Foto: Real Oviedo).

Cuando apenas se llevaban 110 segundos, Linares abrió el marcador tras una gran jugada y pase de Johannesson previa pared con Hervías. El zaragozano resolvió con calma frente a René tras recibir una gran asistencia.

El encuentro comenzaba de la mejor forma para los azules, abriendo la lata rápidamente como se dice, ante la amenaza de enfrentarse a un rival encerrado.

Los siguientes minutos al gol fueron de gran calidad ofensiva para los asturianos. A punto estuvo de hacer doblete Linares tras una rápida jugada de Valle por banda izquierda, pero su remate a bocajarro fue salvado in extremis por René. Apenas unos instantes después, fue Koné el que lo intentó desde la frontal, poniendo en apuros al cancerbero.

Koné volvió a marcar (Foto: Real Oviedo).Dispuso de varias aproximaciones más de peligro, sobre todo una tras una gran combinación de Vila, Johannesson y Hervias. Escassi mandó el esférico a córner cuando Koné se encontraba en posición inmejorable para anotar.

Pero, cosas del fútbol, el tanto que llegó fue el del empate para el Llagostera. Un pase a la espalda de los centrales, una salida en falso de Esteban y un atacante que supo definir para nivelar el marcador. Visto lo visto parecía injusto, pero como dijo Egea, el Real Oviedo se expone.

No duró mucho el sufrimiento para los aficionados azules, ya que Koné anotó el 2-1 en el minuto 24. Hervías sacó un córner en corto. Peña, uno de los mejores ayer, puso un centro que Vila prolongó para que el costamarfileño anotara.

Siguieron los azules buscando la portería rival, sobre todo por medio de Borja Valle, un dolor de cabeza para la defensa del Llagostera. El berciano lanzó desde la frontal del área un disparo que se fue rozando la escuadra de René. Minutos más tarde, su disparo fue brillantemente despejado por el cancerbero. Antes del descanso, los azules sólo pasaron apuros en un saque de esquina que la defensa no acertó a despejar.

Jonathan Vila peina el balón (Foto: Real Oviedo).El segundo tiempo bajó el nivel muchísimo. El Real Oviedo decidió guardarse cerca de su área, limitando los espacios al rival. En esta tesitura, Jonathan Vila destacó por encima de los demás. Eso sí, preocupante la falta de ambición de los asturianos al renunciar a la faceta ofensiva.

Únicamente dos contraataques fueron el bagaje de los azules en estos 45 minutos. En el primero, Valle disparó centrado tras una gran jugada. En el segundo, Aguirre cruzó en exceso cuando se encontraba en una posición inmejorable.

Con el pitido final, los aficionados soltaron la tensión acumulada. Tres puntos de oro para colocarse en puestos de playoff a la espera del partido de hoy del Zaragoza.