Respeto ganado

Respeto ganado

743
0
Compartir
Diegui Johannesson cuajó un gran encuentro (Foto: Real Oviedo).

Tardó en llegar la primera ocasión para los azules. Tras una falta lanzada a la barrera por Susaeta, el esférico llegó a Erice. Su lanzamiento fue detenido por Bounou junto al palo. Se animó el equipo de la capital del Principado tras este intento, aunque de inmediato recibió una pésima noticia: la lesión de Jonathan Vila. El gallego se retiró del césped en el minuto 23 aquejado de problemas musculares. Su puesto fue ocupado por Christian Rivera.

El joven futbolista iba a disfrutar de una buena cantidad de minutos (más de una hora) en un partido de máxima exigencia. Lo mejor de todo es que no desentonó lo más mínimo, desplegando su exuberante físico en el centro del campo.

Verdés fue el sustituto de Borja Gómez pero acabó tocado (Foto: Real Oviedo).Ocurrió algo parecido con Diegui Johannesson, nuevamente un pulmón en el lateral derecho. Son demasiadas actuaciones ya de nivel como para seguir de brazos cruzados sin renovar al canterano, permitiéndole entrar con todo merecimiento en el primer equipo.

A medida que avanzaba el primer tiempo, la conexión Koné-Toché fue creciendo. A punto estuvo el murciano de llegar a una asistencia del costamarfileño alrededor de la media hora. Pero no fue hasta el minuto 43 cuando una arrancada de Susaeta terminó con un centro del africano. El pichichi azul se adelantó a Vallejo para hacer el 1-0 con un remate cruzado y pegado al palo de la portería rival. Gol psicológico que se suele decir antes de terminar la primera parte.

La segunda parte fue una repetición de lo visto este año en el Carlos Tartiere. El equipo se echó atrás descaradamente, cerrando todos y cada uno de los huecos ante la impotencia del Zaragoza, que no conseguía abrir la defensa oviedista.

Las pocas ocasiones que hubo seguían siendo para el Real Oviedo. Primero fue un remate alto de Verdés que se fue cerca del larguero. Después, un disparo de Borja Valle al poco de entrar al campo por Diego Aguirre.

Hervías entró en la segunda parte (Foto: Real Oviedo).Mediada la segunda parte llegó una nueva lesión. En esta ocasión fue Toché el que tuvo que retirarse por problemas físicos, dejando su puesto a Pablo Hervías. Egea apostaba por el 4-2-3-1 buscando la velocidad arriba con Koné como única referencia.

A falta de 20 minutos, Jon Erice vio una amarilla que le impedirá jugar la semana que viene frente a Osasuna por acumulación de amonestaciones. Este hecho abre la puerta para un centro del campo totalmente nuevo para este importante partido. Egea tendrá labor por delante, sobre todo si Vila no puede participar.

De ahí al final, sólo dos ocasiones de Hervias y Valle que no fructificaron. El pitido final colocó al Real Oviedo en ascenso directo momentáneamente hasta que el Córdoba le devolvió al tercer puesto ganando por la tarde al Mallorca, pero soñar es gratis. La ilusión se dispara. Queda más de media Liga pero el momento es cuanto menos apasionante.

Real Oviedo (1): Esteban; Diegui Johannesson, David Fernández, Verdés, Peña; Susaeta, Jonathan Vila (Cristian Rivera, m. 22), Jon Erice, Aguirre (Borja Valle, m. 50); Koné y Toché (Hervías, m. 64).
Zaragoza (0): Bono; Marc Bertrán (Isaac, m. 3), Vallejo, Cabrera, Rico; Diamanka (Ortí, m. 75), Erik Morán, Dorca; Hinestroza, Ortuño y Pedro (Jorge Díaz, m. 46).
Árbitro: López Amaya (andaluz). Amarillas a los locales Aguirre y Jon Erice, y a los visitantes Rico, Diamanka, Vallejo e Isaac.
Goles: 1-0, Toché (m. 42).
Incidencias: 15.037 espectadores en el Carlos Tartiere, con presencia de aficionados zaragocistas.