Sin opción

Sin opción

245
0
Compartir
César Germán (Foto: MO).

El Cronistar no consigue inquietar al líder Santoña, que se lleva los dos puntos de Vallobín (20-28)

Redacción
OVIEDO

César Germán (Foto: MO).Muy difícil lo tenía a priori el Cronistar Oviedo Balonmano ante el líder del grupo B de Primera Estatal, el Santoña, y los presagios se confirmaron en el Polideportivo de Vallobín. Los cántabros se hicieron rápidamente con el mando del partido, con un parcial de 0-3 de salida, y ya no lo soltaron. Al descanso ya dominaban por seis goles (8-14) y la diferencia llegó a alcanzar los once (15-26) en una segunda parte en la que los pupilos de Falo Méndez consiguieron recortar un poco las distancias en los últimos minutos para terminar claudicando por 20-28. El conjunto ovetense se mantiene penúltimo en la clasificación, aunque tiene aún por delante ocho partidos para intentar salir de la zona de descenso, objetivo que parece factible a tenor de la progresión que están mostrando.

Compartir
Artículo anteriorSin suerte
Artículo siguienteGanar o ganar