Michu: “Soy del Real Oviedo desde pequeño y moriré siendo del Real...

Michu: “Soy del Real Oviedo desde pequeño y moriré siendo del Real Oviedo”

542
0
Compartir
Michu, en su salida al césped del Tartiere (Foto: Álvaro Campo)

Michu no tardó en dejar claro lo que todo el mundo sabe: “Soy del Real Oviedo desde pequeño y moriré siendo del Real Oviedo”. Fue una rueda de prensa emotiva, pero con mucha sustancia. “Siempre me he sentido de aquí, con todo el cariño de la gente cuando estaba aquí y cuando estaba fuera”, aseguró un futbolista que, pese a haber estado en lo más alto en España, en la Premier y en Italia, no dudó en afirmar que “es el día más feliz de mi carrera”. Soñó de niño con jugar en la selección española y lo consiguió, pero “el sueño de hoy es mucho más grande”.

El futbolista saluda a los jugadores que le hicieron pasillo (Foto: Álvaro Campo)“Por desgracia, hace dos años apareció una molestia en el tobillo que sigo teniendo”, explicó Michu entrando de pleno en lo más difícil de su comparecencia. “Pensé que la molestia se iba a ir y estuve haciendo lo posible para que se fuera. Un día me levanté y acepté que no se iría. Aprendí a convivir con ella y creo que puedo competir a buen nivel en este club, mi casa, con el apoyo de todos”. Un apoyo que, a la vista de lo que sucedió al salir al campo, no le faltará. Por si quedaban dudas de su compromiso, el futbolista carbayón continuó diciendo que “si por algo me puedo caracterizar es porque me guío por mis sensaciones. He sido honrado y si estoy aquí es porque puedo servir al club de mis amores”. El futbolista tiene muy clara su situación y lo que espera: “El tobillo requiere unos cuidados especiales, pero yo tenía claro que iba a jugar en el Real Oviedo o en el Real Oviedo” Todo en busca de un objetivo: “El Oviedo todavía no está en la categoría que debe. El objetivo a corto o medio plazo es que vuelva a Primera División”.

No hubo pregunta que Michu no afrontase y la tardanza en concretar su llegada al club, un rumor insistente durante todo el verano, también tuvo su explicación: “Terminé de competir quince días después que el Oviedo, disputando la fase de ascenso. Fue una decepción muy grande y quiero agradecer al Langreo la ayuda para recuperar la sonrisa y sentirme otra vez futbolista”.

Michu firma una camiseta (Foto: Álvaro Campo)Su llegada se produce más de una década después de su debut, pero “la afición sigue ahí, somos los mismos. Debuté en Tercera y tengo el sueño de todos los oviedistas, volver a jugar en Primera”. Una posibilidad que hay que agradecer al Grupo Carso, “sin ellos es difícil que yo estuviera aquí”.

En la tarde de ayer, Michu ya realizó su primer entrenamiento a las órdenes de Fernando Hierro con sus nuevos compañeros, “un vestuario sanísimo y tremendamente implicado. He caído de pie”. En la sesión de trabajo, se encontró “bien, llevo entrenando por mi cuenta mucho tiempo. Hoy estuve bien en el entrenamiento, aguantando las molestias pero bien”.

Ahora toca afrontar una temporada que va a ser complicada y a Michu le gustaría “debutar el sábado ante el Almería”, aunque “no me quiero poner metas. Vengo a ayudar, a portar mi granito de arena para que este club siga creciendo”. El objetivo es “sumar tres puntos ante el Almería, tres puntos ante el Mallorca, pasar de ronda en Copa del Rey”.

Los nervios atenazaban a Micha ante el reto de salir a saludar a su afición: “El cariño de esta afición y de esta ciudad es impagable. Lo único que puedo hacer es trabajar y morir por esta camiseta y este escudo. Así estaré más cerca de agradecerlo. Siempre dije que mi sueño era volver”. También el de otros compañeros en El Requexón que ahora triunfan fuera de Oviedo y que han felicitado a Michu en su regreso: “A ver si los puedo fichar el año que viene, a Santi, Mata y Adrián. ¡Ojalá!”.

Michu, haciéndose una foto con los aficionados (Foto: Álvaro Campo)EMOCIÓN. Lo más fácil para Michu fue la sala de prensa. Probablemente lo más complicado fue contener la emoción ante los casi cinco mil oviedistas que le esperaban en el fondo norte del estadio. Muchas lágrimas asomaron ayer a los ojos de los aficionados. Por fortuna de alegría. Recibimiento espectacular y un discurso emocionado del jugador: “Quiero, en primer lugar, agradeceros a todos el estar aquí en este día especial para mí. Es un honor, un orgullo poder estar con vosotros y dedicaros estas palabras en nuestra casa. Estoy orgulloso de estar vestido con vuestros colores, con nuestro escudo en el pecho, que defenderé a muerte. Sabéis  que no soy de muchas palabras. Durante toda mi carrera me habéis dado mucho cariño que nunca os podré devolver, es impagable, aunque hubiese un millón de vidas no os lo podría devolver. Lo único que os puedo decir es que voy a morir por esta camiseta, por este escudo. Me gustaría deciros una cosa uno a uno. Es algo muy importante, para tener presente. El Real Oviedo es vuestro, vosotros sois el Real Oviedo. Muchas gracias y Hala Oviedo”.

Tras sus palabras, Michu lanzó varios balones a la grada tras firmarlos y recorrió el fondo haciéndose fotos y saludando a los suyos. A los de siempre.