Real Oviedo Culture Fans, oviedismo y trabajo

Real Oviedo Culture Fans, oviedismo y trabajo

1032
0
Compartir
Michu, el día de su presentación (Foto: www.realoviedoculturefans.com)

 

Lo que nos ha traído aquí son las camisetas. “Hemos producido nueve camisetas hasta el momento”, explican. La primera, dedicada a Cervero (hay otra posterior), en la que el delantero persigue un balón a la altura de su cabeza. “La foto se completa con una frase muy conocida de Diegol (sic) y que, cómo no, cumplió”. También la delantera eléctrica ha sido plasmada en una camiseta de ROCF (por abreviar), ya que “recordar la historia del club y sus figuras es una de nuestras obsesiones y, por ello, no podía faltar un homenaje a la delantera más talentosa del club”. Herrerita también ha tenido su homenaje textil. Y otras con referencias musicales, como una de estilo AC/DC, otra basada en las letras de RUN DMC, con un mensaje rotundo: “ROCF 1926. Es como ir por la calle con el dedo corazón erguido. Está especialmente recomendada para los lunes de derrota”. No podía faltar el homenaje al estadio carbayón, “con estética arquitectónica y pasión oviedista”. Incluso la LFP tiene su prenda: “Si regresamos al fútbol profesional tras más de una década, pues se hace una camiseta y no pasa nada”.

Una imagen del vídeo sobre el derbi más antiguo de ItaliaOTRAS PRODUCCIONES. “Hemos realizado ilustraciones (Viti, Carlos Gol, Egea…), gorras, gorros de invierno, bufandas, polos e incluso un ‘Subbuteo’ de nuestro equipo”. Parte de ese material, como las ilustraciones, está a disposición de los aficionados para su uso, ya que “se trata de que todos los aficionados puedan difundir el oviedismo”. En cuanto al material de pago, se puede adquirir en British Shop (“el lugar de referencia para el oviedista exigente”), en la calle Rúa con Cimadevilla, de 11 a 14 y de 17 a 20 horas, y en la tienda virtual en la web www.realoviedoculturefans.com.

También han buscado y adquirido objetos relacionados con la historia del club azul para ponerlos a disposición del Real Oviedo y su museo, como fotos o publicaciones. Todo por recuperar la historia del Oviedo y fomentar su conocimiento.

Aunque quizá uno de los aspectos más conocidos por los oviedistas que se manejan con soltura por las redes sociales sean las producciones audiovisuales de Real Oviedo Culture Fans: “Seguimos tres líneas: por un lado, tenemos los reportajes de partidos del Oviedo durante la temporada; por otro, producciones ‘fuera de temporada’, como el vídeo sobre el ‘Thinking Football’ en Bilbao o las entrevistas con Rivas en Madrid y Jokanovic en Tel Aviv; y la tercera pata serían los Vines que publicamos en nuestras redes sociales”. Esta parte audiovisual es “la más agradecida” del trabajo de este grupo y “la que más nos entretiene”. La reacción de los aficionados ante los reportajes de ROCF “está siendo muy buena y generosa y debemos reconocer que esa es toda una motivación para nosotros”. De hecho, están consiguiendo el objetivo marcado con ellas, que no es otro que “hacer pasar a los aficionados un rato entretenido, emocionante o divertido y, por lo que nos dicen, a veces lo logramos, así que amenazamos con nuevo material próximamente”. Uno de sus últimos trabajos –nunca se puede saber cuál es el último- es un reportaje sobre el derbi más antiguo de Italia, el que enfrenta en Génova a nuestros viejos conocidos del Genoa y a la Sampdoria. Un trabajo realizado en el Luigi Ferraris durante la disputa del partido en el que se vive el ambiente y se ve que aún se recuerda al Real Oviedo en el país transalpino. Un inciso en nuestra historia: Se van a cumplir 25 años de la disputa de la primera eliminatoria –y, hasta ahora, única- del Real Oviedo en competición europea y nada se sabe de que el club esté preparando algún acto conmemorativo.

Slavisa Jokanovic, con la camiseta de Herrerita (Foto: www.realoviedoculturefans.com)FINANCIACIÓN. No es barata la producción de estos audiovisuales, que se financian con la venta de los productos de ROCF. “Hace unos días, un aficionado protestaba por el precio de la camiseta de Lángara. Según parece, la inversión de 25 euros por una camiseta de calidad con un diseño exclusivo es inasumible para él, pero no debería de serlo para nosotros, quienes además de cargar con los costes de producción debemos renunciar también a cualquier beneficio”. Para los componentes del grupo, esta actitud se debe a “la lógica miope de pensamiento que identifica precio y valor como lo mismo”. Aunque esta opinión no es la más habitual y “tenemos que reconocer que los comentarios que recibimos son abrumadoramente elogiosos”. De momento, la financiación se resume a esa venta, pero “a corto plazo también pretendemos sumar el respaldo de terceros que nos permitan hacer mejores proyectos, algo que visto el potencial que han tenido algunas de las acciones que hemos realizado, vemos más que viable”.

OTRA VEZ MICHU. Para cerrar esta historia –en estas líneas, porque aún tiene mucho recorrido por delante-, volvamos al principio. ¿Qué opina un grupo tan apegado al sentimiento del oviedismo de la llegada de un futbolista como Michu, otro ejemplo de sentimiento azul? Respuesta íntegra: “Nos parece una decisión incomprensible. Creemos que si el club hubiera confiado en la progresión de Nicolás ‘El Tanque’ Rotundo, de Josep ‘Venta de humo’ Señé, o de tantos otros, este fichaje sería innecesario… No, de verdad, estamos encantados, cómo no. En una época en la que convertimos en símbolo a cualquier jugador en menos de un cuarto de hora, alegra ver el regreso de uno real, forjado durante la etapa más dura de este club. Con Michu de nuestro lado, nada nos falta”.

Desvelemos el misterio ¿Por qué vistió Michu la camiseta de Lángara? La respuesta no es complicada: “Porque quiso. Se la habíamos hecho llegar en los días previos y fantaseábamos con que lo hiciera, pero la iniciativa fue suya. Que Michu decidiera vestirla nos habla de su compromiso, su grado de identificación y su ambición deportiva. Aceptar ser un heredero de una leyenda como Lángara supone asumir una responsabilidad para la que pocos están preparados. ¡Bravo, Michu!”.