Christian, preparado para jugar

Christian, preparado para jugar

424
0
Compartir
Christian, en primer término, en un entrenamiento (Foto: Zureda Press)
Christian, durante un entrenamiento en El Requexón (Foto: Zureda Press).

Es la primera ocasión en que el defensa se ve en una situación similar, ya que “siempre había completado las pretemporadas con éxito hasta la fecha y sí que es una circunstancia que pesa de cara a entrar en dinámica de entrenamientos y partidos”. Para entrar de nuevo con el grupo, “todo se reduce a lo que tú te exijas a diario en el proceso de recuperación” y, en ese aspecto, “hemos hecho un gran trabajo que ha posibilitado que esa carencia sea la mínima”.

La recuperación de Christian se produce, además, coincidiendo con la baja de Verdés por lesión: “A priori soy una alternativa junto con Óscar Gil”, asegura el cántabro, aunque explica que “también puede jugar ahí Peña, ya lo ha hecho a lo largo de la pretemporada, y le abrimos así al entrenador un amplio abanico de posibilidades que en función del rival y las exigencias que pueda entender que va a haber haga que se decida por uno o por otro”. Las posibilidades de entrar en el once se multiplican para Christian por la posibilidad de jugar como central o lateral, pero “al final, lo que te va marcando la temporada son las necesidades del equipo”. El jugador es consciente de que Hierro “no desconoce mi dualidad en cuanto a la posición”, pese a ser más habitual hasta ahora como lateral, pero “por exigencias y planificación de plantilla han creído que puedo ser una mejor alternativa para el puesto de central. Para mí no es una posición desconocida y creo que por mis condiciones puedo desempeñar de manera correcta esa labor”.

Desde fuera del campo, Christian ha visto la solidez defensiva del equipo azul: “La experiencia personal me dice que el hecho de mantener la portería a cero y ser un equipo solidario no sólo en la línea defensiva, sino el equipo completo, va a posibilitar que tengas muchas más opciones de ganar y a la postre que eso se vea reflejado en la clasificación”. A esa fortaleza para defender, se une que “tenemos mimbres ofensivos para generar daño a cualquiera”. Algo que ha aumentado “con la llegada de Michu, se nos abre un abanico de posibilidades más amplio”. La solidaridad defensiva, “que implica una mayor exigencia por parte de todos y es lo que más cuesta, es eso en lo que nosotros estamos incidiendo y se está viendo en estos dos partidos iniciales. Hemos demostrado que somos un equipo al que a priori va a ser difícil generarle ocasiones”.

El defensa cántabro comenta que “no estamos materializando todas las ocasiones que hemos generado, pero lo prioritario es coger una línea continuista, no ser un equipo con idas y venidas en los resultados, sino ser un equipo regular, porque al final estamos en la jornada dos, quedan otras cuarenta más un posible playoff y esto se hace muy largo. Habrá sanciones, lesiones, estados físicos y anímicos, y lo que debe primar es una regularidad, que es lo más difícil al final”.