Regreso a la escena del crimen

Regreso a la escena del crimen

El Real Oviedo visita Mallorca tras una semana tranquila y con el objetivo de entrenar su casillero de puntos como visitante

387
0
Compartir
Óscar Gil entrará en el once inicial (Foto: Real Oviedo)

Aunque los hechos más relevantes tuvieran lugar poco después, al echar la vista atrás parece inevitable pensar que el descalabro de la temporada pasada se inició en Mallorca. Allí acude un Real Oviedo renovado (domingo 20:00, Son Moix) con la intención de no caer en errores del pasado y dar carpetazo a la derrota de hace unos meses en tierras baleares.

Lo que supuso entonces una dolorosa derrota, se terminó convirtiendo en un polvorín deportivo y extradeportivo que derivó en la marcha de Egea y la llegada de Generelo al banquillo azul. El resto es conocido por todos.

Quizá por eso sería aconsejable que los futbolistas que participaron entonces, salieran con ánimo de revancha, de conseguir una victoria que resarciera un poco todo lo que ocurrió.

Existe una gran base que todavía se encuentra en el club y que serán presumiblemente titulares: Fernández, David, Erice, Susaeta, Toché… Es posible que Peña o Linares.

Porque para el encuentro frente al Mallorca, Fernando Hierro prepara un once muy parecido al que venció al Almería. Es posible que el único cambio (obligado) sea el de Óscar Gil por Verdés. Habrá que ver si Peña y Linares son de la partida, aunque con menos opciones.

El resto ya es sabido: Juan Carlos; José Fernández, David y Varela junto al mencionado Óscar; Erice y Torró; Susaeta, Nando, Pereira y Toché. Una alineación que parece recitarse de memoria a la espera del debut de Michu y la recuperación de Rocha, Vila u Ortiz.

El encuentro es más complicado de lo que podría parecer y pese al irregular arranque del Mallorca. Los de Vázquez gustan de un fútbol combinativo, de toque y ataque que seguro pondrá en dificultades al Real Oviedo, que ya mostró su peor cara ante equipos ofensivos, como las primeras partes frente a Valladolid y Almería.

En el trabajo y solidaridad grupal estará gran parte del éxito o fracaso en Son Moix. Jugadores como Susaeta han de sumar, tanto en defensa como en ataque, algo más que en las dos primeras jornadas. Los laterales deberán cerrar espacios e incorporarse con inteligencia y en el momento justo. Torró y Erice deberán contener la segunda línea balear. Y, por supuesto, esperar que Toché y Nando sigan tan finos como la semana pasada.

Con esas “simples” premisas, el Real Oviedo tendrá más fácil inaugurar su casillero de puntos como visitante, quién sabe si con una victoria.