Erice: “En Oviedo estoy feliz”

Erice: “En Oviedo estoy feliz”

El capitán del equipo azul espera cambiar los silbidos que ahora recibe “con trabajo y sacrificio” // El capitán alaba el trabajo defensivo del equipo

448
0
Compartir
Erice, duante el partido ante el Mirandés (Foto: Álvaro Campo)

Desde la pasada temporada, la polémica rodea a Jon Erice, capitán del primer equipo azul. Fue uno de los señalados tras la salida de Egea y, desde entonces, ha comparecido en contadas ocasiones ante los medios, pese a portar el brazalete. Cerró la anterior campaña entre silbidos y no ha empezado la nueva de otra manera, algo que lleva “con trabajo, yo hago lo mío, que es entrenar y trabajar”. El navarro, al que le tocó pasar hoy por la sala de prensa antes de acudir a Covadonga, afirma que “tengo claro que es imposible gustar a todo el mundo, pero con trabajo y sacrificio sé que salen las cosas tanto en lo personal como en lo colectivo. En Oviedo estoy feliz, en el club estoy feliz y siempre he notado más apoyo que lo contrario, no tengo ningún problema en ese sentido”.

En el plano deportivo, “tengo suerte de que los entrenadores que he tenido hasta ahora han confiado en mí, me han dado muchos minutos”, aunque esta temporada la competencia en su parcela ha aumentado y “seguro que se repartirán a lo largo de la temporada”, aunque de momento “me han puesto titular los cuatro primeros partidos por lo que estoy muy contento por esa confianza y seguiré trabajando para estar en el once”.

Si polémica es la presencia de Erice en el equipo, no lo han sido menos esta semana las palabras de Hierro llamando la atención sobre la excesiva exigencia en el entorno azul, tras algunos pitidos al equipo en el último partido: “Lo único que hacía el míster era opinar, quizá desconocía de primera mano esta plaza, pero si hablamos de exigencia poco podemos explicarle a él lo que es, la ha tenido toda su carrera y está acostumbrado a la máxima exigencia, sólo que ahora lo ve desde el banquillo”. Para Erice, el Tartiere da “mucha fuerza” como local y “la fuerza que tiene cuando vamos todos a una es increíble”.

CAMPO DIFÍCIL. El próximo domingo, el Oviedo visitará el Alfonso Pérez, “un campo difícil”. El Getafe es un recién descendido que ha conformado “una plantilla a su antojo, con tres refuerzos de última hora de Primera División. Eso dice todo”. A ello se une el mal inicio de los getafenses, que aún no han conseguido el triunfo: “Ellos buscan su primera victoria y nosotros queremos traer los tres puntos, por lo que va a ser un partido igualado como todos los que estamos viendo, con el plus de que fuera de casa está costando mucho ganar”. Una tarea complicada y que el equipo no ha logrado en las dos salidas anteriores en Valladolid y Mallorca, “pero lo vamos a intentar, sin obsesionarnos”.

El conjunto carbayón está mostrando en la liga una gran solidez defensiva, con sólo un gol encajado, algo en lo que incide el técnico: “El míster nos dice que no podemos aspirar a grandes cosas si encajamos muchos goles y el equipo está trabajando ese apartado de manera meticulosa”. En la faceta atacante, “no hemos conseguido acertar de cara a puerta”, explica Erice, pero matiza que “lo importante es seguir creando ocasiones y sobre todo ser firmes atrás, eso nos va a dar muchos puntos. Acabaremos haciendo goles con la gente que tenemos arriba y el balón parado, seguro, pero sobre todo siendo firmes atrás, que eso nos dará más facilidad para hacernos con los tres puntos”.

La clasificación está muy apretada “y todo se va a juntar mucho más”, aventura el capitán azul. Y avisa de que “equipos que a priori tendrían que tener muchos puntos pueden acabar pasándolo mal, eso quiere decir que todas las plantillas están preparadas y que algunas que hombre por hombre tienen menos nombre, acaban peleando por la parte alta porque conocen muy bien la categoría”. Algo que ya se vio la pasada temporada, con “dos equipos muy sólidos como Leganés y Alavés que consiguieron ascender” y otro grupo de equipos que pelearon hasta el final por el playoff, “equipos que entraron a última hora y otros que se cayeron, como fue nuestro caso”.