Toché: “Llevamos muy pocos puntos para lo que merecemos”

Toché: “Llevamos muy pocos puntos para lo que merecemos”

El vestuario confía en el juego del equipo, que no se corresponde con la situación en la clasificación

361
0
Compartir
Toché disputa el balón con Olmo (Foto: Álvaro Campo)

Los ánimos tras el partido de ayer no eran los mejores en el vestuario carbayón, aunque los futbolistas intentan pasar página y centrarse en el partido ante el Cádiz el próximo domingo a mediodía, pocas horas después de finalizado el del Tartiere. Uno más de los desmanes horarios que marca La Liga, con el Cádiz descansado tras haber jugado el martes y sin tener que hacer un desplazamiento de mil kilómetros. Llega el momento de elegir presidente en la LFP y la afición ya está pidiendo al club azul, como sucede en otros muchos lugares, que no respalde la gestión de Tebas.

Aunque en este caso, el tener un partido tan pronto ayudará a los azules a recomponerse tras la cruel derrota ante el Reus en el tiempo añadido. “Hoy vamos jodidos a casa. Mañana tenemos viaje a Cádiz y queremos ganar para cambiar esta dinámica cuanto antes”, comentaba Toché en la zona mixta del Carlos Tartiere. El murciano cree que “llevamos muy pocos puntos para lo que nos merecemos” y pide calma: “Hay que tener tranquilidad. El equipo juega bien, tenemos la posesión, pero hay momentos que tenemos que ser más verticales”.

No dudó el delantero en hacer autocrítica, ya que “hemos tenido cuatro o cinco ocasiones y es increíble que yo no las meta”. Pero no pierde la esperanza, pues “sé que van a entrar”. Toché cree que el fútbol del equipo es mucho mejor de lo que refleja la tabla, ya que “cinco puntos son demasiado pocos, pero con este fútbol ganaremos más partidos”.

Analizando lo ocurrido ayer sobre el maltrecho césped del estadio carbayón, el murciano destacaba que los rivales “vienen a cerrarse y nos cuesta más crear ocasiones”. El Reus “no hizo absolutamente nada, pero el fútbol es esto”, explicó Toché. “Cada uno utiliza sus armas, plantea su partido. Sabíamos que nos iban a entregar el balón y que teníamos que llevar la manija. Las que tuvimos en la primera parte no las metimos y en un despiste nos marcaron”.

También Edu Bedia se mostraba dolido por la derrota, especialmente “por las formas, en el 95, cuando pensábamos que estaba acabado”. Ahora toca “recuperarse de cabeza y físicamente” para una liga “larguísima, esto acaba de empezar”.

Para el cántabro, el Reus demostró que “no hay equipo pequeño, estuvieron muy bien colocados durante todo el partido. Estaban muy cerrados, un 4-4-2 muy claro, sin espacios para jugar por dentro”.

En el vestuario, nadie se plantea objetivos más lejanos que el próximo partido: “No hablamos de mayo, nos queda muy lejos. Hablamos de entrenar con la mejor cara después de lo de hoy y el domingo, a ganar”. Lo que no puede hacer el equipo es “pensar en tener cinco puntos y estar abajo. No hay abajo ni arriba, queda muchísimo tiempo”.