OPINIÓN – Un poco de luz

OPINIÓN – Un poco de luz

268
0
Compartir
Los azules celebran el gol de Linares en Cádiz (Foto: LaLiga).

Alfredo Vallina
Periodista

El escenario para vislumbrar algo de luz al final de ese largo túnel en el que se encuentra metido el Real Oviedo no podía ser mejor. El regreso de los hombres de Fernando Hierro al Ramón de Carranza año y medio después del regreso del Club al fútbol profesional no pudo ser más fructífero. Ha servido para matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, para conseguir la segunda victoria de la temporada. Y por otro, para dejar por tierras andaluzas ciertos fantasmas que amenazaban con incordiar más de la cuenta en este más que aciago principio de temporada carbayón.

Cierto es que el juego no fue demasiado brillante, pero eso apenas cuenta a estas alturas. En un deporte en el que lo que impera es el número de puntos, tocar mejor o peor la pelota queda ya para los más puristas. Ahora cuenta ganar, y si es en el último suspiro y de penalti injusto, igual hasta mejor. Estará conmigo el lector aficionado azul a que pocos partidos tan tranquilos como éste ha podido vivir en las últimas semanas, en las que hemos ido sobresalto tras sobresalto. Por ello, ahora lo que queda es respirar, hondo, profundo. Coger aire y soltarlo poco a poco. Saborear bien estas mieles del triunfo. Y esperar a que todo quede buenamente refrendado en la próxima cita del Real Oviedo. De lo contrario, el paso atrás habrá sido doble. Eso sí, hasta entonces a disfrutar de estos días en calma. ¡Hala Oviedo!