Remontada no culminada

Remontada no culminada

El Real Oviedo consigue un empate tras verse por dos ocasiones abajo en el marcador

898
0
Compartir
Linares, en una acción del partido (Foto: Álvaro Campo)

No pudo ser. Los de Hierro no consiguieron sumar tres puntos en el Carlos Tartiere en un partido bastante gris. El empate (2-2) supone un punto más en la clasificación, pero también una jornada más en la que los azules no consiguen una victoria como locales. Ya son tres los equipos que se han llevado botín del feudo oviedista. Hoy, el Numancia, lo hizo aprovechando casi todos los errores que cometieron los locales.

El primero de ellos, casi al empezar. Apenas habían transcurrido 11 minutos de juego cuando Julio Álvarez ponía en juego un saque de esquina de manera magistral y aparecía Regalón para adelantarse a la defensa y batir a Juan Carlos. Un error en la marca que ya se ha repetido en varias ocasiones durante estas primeras jornadas de competición.

El tanto tan tempranero rompía la igualdad en el marcador y dejaba toda la responsabilidad del juego para los de la capital del Principado. Saber manejar los partidos desde la posesión y ser peligroso con ella es una de las tareas que debe mejorar los de Hierro.

Por suerte, en uno de esos chispazos que de cuando en cuando muestran los azules llegó el empate. Héctor Verdés realizó un perfecto cambio de juego para la llegada de Fernández en la derecha. El lateral consiguió sacarse un centro perfecto que encontró la cabeza de Toché para hacer el empate. Era el minuto 20 y el Real Oviedo había corregido una situación realmente preocupante. Además todavía le quedaban 70 minutos para conseguir la victoria.

Hasta el descanso se pudieron ver los mejores minutos de los asturianos sobre el césped. Sin crear excesivo peligro fueron cercando la portería de Munir que tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar los tantos de Toché y Bedia con sendos disparos desde fuera del área.

En el minuto 40, otro chispazo azul. Linares ganó de cabeza un balón en las proximidades del área. Toché recibió el envío y se la dejó a Michu, que disparó arriba. La mejor combinación del Real Oviedo (junto con la del gol) y la esperanza de que los de Hierro se fueran entonando poco a poco.

La segunda parte comenzó como terminó la primera, con dos buenas intentonas por parte de los azules. El encargado de llevar peligro fue Toché, primero tras un pase en profundidad de Michu que el murciano supo pelear con el central, pero su disparo se estrelló en el lateral de la red. El segundo, con un pase en profundidad de Óscar Gil que el ariete supo controlar y rematar para que Munir detuviera el esférico en dos tiempos.

Pese a esta ilusionante vuelta de los vestuarios, el Numancia volvió a golpear en el minuto 62. Óscar Gil comete un error imperdonable que Manu del Moral no desaprovecha delante de Juan Carlos. Los visitantes volvían a adelantarse en el marcador en una de sus pocas ocasiones de gol.

Nuevamente tuvieron que reponerse los asturianos. Primero lo intentó Michu con un disparo que se fue arriba en un balón suelto dentro del área. Minutos más tarde, en el 68, el ovetense conseguí peinar un balón largo y dejar completamente solo a Nando delante de Munir. El disparo en semifallo (o el centro) del extremo fue introducido por Callens en su propia portería cuando no había nadie para rematar. Era el 2-2 y los azules volvían a reponerse rápidamente de una situación delicada.

Por lo visto sobre el césped, por el impulso del empate y por contar con el apoyo del público, parecía lógico que el Real Oviedo se volcara sobre la portería rival. A punto estuvo de hacer el 3-2 Michu pero su disparo fue repelido por Munir con grandes dificultades.

Cuando todo parecía favorable para los intereses azules, Fernando Hierro decidió realizar un cambio extraño. Retiró a Michu para dar entrada a Jonathan Pereira, despoblando de esta manera el centro del campo que pasó a ser dominio del Numancia por completo. Desde la retirada del asturiano, el Real Oviedo no volvió a disponer de una ocasión de gol, casi ni de un acercamiento peligroso. En cambio, tuvo que ver cómo Del Moral casi aprovechaba un nuevo fallo defensivo, en esta ocasión de Verdés.

Con el pitido final se consumó el empate y la mala racha como local de los de la capital del Principado. En cuatro partidos únicamente han ganado frente al Almería, cosechando dos igualadas ante Mirandés y Numancia, más una derrota contra el Reus. Unos números nada positivos para un equipo que ha de hacer de su campo una plaza difícil para sus rivales. Tendrán los azules una ocasión para enmendar esta situación en siete días frente al Rayo Vallecano.

Real Oviedo (2): Juan Carlos; Fernández, Óscar Gil, Héctor Verdés (David Fernández, m. 85), Christian Fernández; Lucas Torró; David Rocha (Nando, m. 64), Michu (Jonathan Pereira, m. 76), Edu Bedia, Linares; y Toché.
Numancia (2): Munir; Medina, Regalón, Callens, Luis Valcarce; Ruiz de Galarreta, Íñigo Pérez (Escassi, m. 75); Nacho (Pedro Orfila, m. 75), Julio Álvarez (Capilla, m. 87), Marc Mateu; y Manu del Moral.
Árbitro: López Amaya (andaluz). Amarillas a los locales Toché (m. 32), Lucas Torró (m. 70) y Nando (m. 90), y a los visitantes Ruiz de Galarreta (m. 28), Pedro Orfila (m. 77) y Escassi (m. 89).
Goles: 0-1, Regalón (m. 11). 1-1, Toché (m. 20). 1-2, Manu del Moral (m. 62). 2-2, Callens (p.p.) (m. 67).
Incidencias: 14.392 espectadores en el Carlos Tartiere. El atleta paralímpico Alberto Suárez Laso, recientemente proclamado subcampeón paralímpico de maratón en Río, hizo el saque de honor del partido.