Pumarín se estrena ante el Clavijo

Pumarín se estrena ante el Clavijo

El Oviedo Baloncesto quiere refrendar ante su afición las buenas sensaciones que la semana pasada le dieron la victoria en Orense

780
0
Compartir
Carles Marco da instrucciones (Foto: Carlos Domarco / COB)

El Oviedo Baloncesto levanta el telón en Pumarín mañana, a las seis y media de la tarde, con los ánimos a tope tras haber comenzado la temporada con una victoria a domicilio, la semana pasada en Orense. El equipo de Carles Marco recibe al siempre complicado Clavijo de Logroño, que empezó la liga con derrota ante el Breogán. Los carbayones ya tienen ganas de volver a disfrutar del pabellón que les da alas para superar cualquier adversidad. “Tenemos ganas de debutar en casa ante nuestra afición, que siempre es especial. Espero que podamos dar nuestra mejor versión y que los aficionados disfruten con nosotros”, asegura el técnico catalán.

Marco espera que el ya famoso ‘efecto Pumarín’ se prolongue y que los aficionados “disfrutasen el año pasado y que lo vuelvan a hacer éste y que nos ayuden en todo lo posible a hacer un buen año. Espero una cancha complicada para los rivales y agradable para nosotros”.

El técnico advierte de la llegada de un rival “difícil”, que “el año pasado se nos atragantó en los dos partidos. Este año somos dos equipos distintos, hemos cambiado muchos jugadores pero siguen teniendo el mismo talento, con jugadores que conocen la liga”.

La referencia para los de Pumarín deben ser las buenas sensaciones y el buen papel realizado en Orense: “Las sensaciones fueron buenas. Sabíamos que era una plaza complicada y siempre es difícil ganar el primer partido de liga. Siempre tenemos que pensar que el siguiente partido es el más difícil”. Para este partido, Carles Marco vuelve a tener la baja de Edu Hernández Sonseca.