El Real Oviedo, a defender su posición frente al Huesca

El Real Oviedo, a defender su posición frente al Huesca

Para Fernando Hierro, preparador oviedista, “la clasificación no nos debe confundir”

348
0
Compartir
Michu y Erice se disputan un puesto en el centro del campo (Foto: Álvaro Campo)

Afronta el Real Oviedo una nueva jornada liguera con sabor especial tras una semana de felicidad ocupando una de las plazas de ascenso directo. Si la alegría es efímera o no se verá este mismo sábado frente al Huesca (16.00, El Alcoraz), un partido realmente duro en un campo en el que únicamente ha conseguido ganar el Elche mientras que han caído equipos como el Mirandés, el Reus o el Córdoba.

Fernando Hierro podrá contar para este importante enfrentamiento casi con la totalidad de su plantilla a excepción de Verdés, que cumplirá un partido de sanción por acumulación de amonestaciones. Para el malagueño, “a todos nos gustaría elegir que estuvieran todos disponibles pero esto es así. Lo sabemos y en el fútbol, un deporte de contacto y sanciones, sabemos que este tipo de cosas pasan. No hace mucho tiempo que jugaron David y Óscar y lo hicieron fantásticamente bien, con un rendimiento extraordinario. Estamos tranquilos porque tanto los que salen de inicio como los que no, aportan muchas cosas y eso es muy sano para el equipo”, comentó en rueda de prensa en las instalaciones de El Requexón.

Los números del conjunto de Anquela como local son realmente positivos, donde únicamente han cedido puntos en un encuentro. Se trata, por tanto, de un choque entre dos equipos con dinámicas positivas y separados en la clasificación por apenas un par de puntos. En juego estará uno de los puestos de ascenso directo, lo que invita a pensar que el enfrentamiento será parejo, disputado, sin demasiados espacios y donde los errores marcarán el resultado.

Para el preparador oviedista, “el Huesca está haciendo las cosas muy bien. No tengo mucha relación personal con Anquela pero le tengo mucho respeto profesional. Me parece un tipo muy currante, gran conocedor de la categoría y alguien que me parece muy interesante. Entiendo que sabe que de esto un montón y en su campo se están haciendo fuertes porque, pese al cambio de jugadores, siguen la misma filosofía. Equipo con mucho orden y desborde, con un gran balón parado y un equipo hecho con personalidad, con las características del entrenador”.

“La igualdad en esta competición está en todo. Si uno se pone a analizar los goles, sino en la jugada anterior, unos segundos atrás, se ve algún error. A no ser que sea un tiro de fuera o una jugada de balón parado, directa, al final siempre ves dónde te equivocas y eso nos pasa a todos. El partido va a estar en esas pequeñitas cosas, pero también en la calidad de los jugadores para decidir los partidos, y nosotros tenemos futbolistas con esa calidad”, añadió.

Lógicamente, durante la rueda de prensa era inevitable que a Hierro se le preguntara por la posición clasificatoria de los suyos. Un segundo puesto sorprendente para algunos pero merecido tras un mes y medio realmente excepcional en el que los de la capital del Principado no conocen la derrota: “Cuando uno se ve ahí obviamente se viene a trabajar con más sonrisas, con mejor estado de ánimo, pero no nos podemos confundir. La clasificación está, mejor verse ahí, pero ni debemos perder la humildad ni nos debe confundir, sólo puede servir para tener más ganas de trabajar pero sin olvidar que esto es muy largo”.

La baja de Héctor Verdés obligará al malagueño a modificar el once inicial tipo que llevaba utilizando en las últimas jornadas. Óscar Gil se unirá a David, José Fernández y Christian Fernández atrás. Mientras que existe la duda de si Michu volverá al once inicial. En ese caso, Susaeta y Erice son los futbolistas con más papeletas de ver el partido desde el banquillo, ya que Toché, Linares, Torró y Rocha parecen fijos en la alineación.

¿Un equipo más ofensivo con el canterano oviedista o más seguro con el navarro? El plan de Hierro se verá poco antes del comienzo del encuentro frente al Huesca. Lo único claro es que será un enfrentamiento competido y en el que el Real Oviedo debe defender su segunda posición y, al mismo tiempo, la ilusión de la afición azul.