Momento de disfrutar y de apretar

Momento de disfrutar y de apretar

El Real Oviedo afronta las últimas jornadas de la primera vuelta en el mejor momento de la temporada

381
0
Compartir
Chirtian celebra con Pereira el segundo gol ante el Levante (Foto: Álvaro Campo).

Comentaba en este mismo espacio el pasado 21 de septiembre y tras una dolorosa derrota frente al Reus en el Carlos Tartiere que era momento de que el Real Oviedo definiera de una vez un estilo de juego, una identidad propia y trabajar a partir de ella. Dos meses después de aquel texto, se puede decir que el equipo de la capital del Principado ya es reconocible.

Puede gustar más o menos la propuesta. Puede entrar por el ojo o no. Pero es innegable que los azules ya saben cuál es su plan de juego. Un bloque que busca la solidez en defensa y aprovechar la calidad que posee en sus atacantes. Un conjunto que no duda en ceder el esférico, la posesión y metros de campo para disfrutar de metros para correr y para atacar el espacio. Un plan de juego que, a día de hoy, ha dado más réditos positivos (Cádiz, Rayo, Tenerife, UCAM y Levante) que negativos (Huesca).

De hecho, uno de los beneficios de contar con una identidad propia es que te puedes “agarrar” a ella en los malos momentos. Eso hizo Fernando Hierro y su cuerpo técnico tras el 4-0 de El Alcoraz: confiar en el plan de juego. El resultado fue el mejor partido del año frente a un líder tan sólido como el Levante. No se debe restar mérito a lo del sábado. Los granotas acudieron al Tartiere a ganar y lo intentaron durante los 90 minutos, pero se encontraron enfrente con un conjunto muy sólido.

Esta mejoría tras aquella lejana y dolorosa derrota frente al Reus ha colocado a los azules en promoción de ascenso (incluso en ascenso directo durante una semana) tras haberse enfrentado a pesos pesados de la categoría como el propio Levante, el Huesca, el Lugo o el Girona.

Pues bien, transcurrido ya más de un tercio de liga, es momento de apretar en las próximas jornadas en las que el Real Oviedo se enfrentará a dos conjuntos de la zona baja como son el Alcorcón y el Nástic. Ni van a ser partidos sencillos ni nadie dice que los puntos ya estén en el casillero asturiano, pero es innegable que los azules deben confirmar su solidez y tratar de aprovecharse de la irregularidad de sus contrincantes.

Cuantos más puntos saquen ahora, mejor afrontarán las últimas jornadas de la primera vuelta en las que se enfrentarán a equipos como el Zaragoza, el Sevilla Atlético, el Córdoba o el Elche. Llega el momento de disfrutar, pero también de apretar.