“Se acabaron los proyectos para beneficio de unos pocos”

“Se acabaron los proyectos para beneficio de unos pocos”

Entrevista con Fernando Villacampa, concejal de deportes de Oviedo (y II)

1107
0
Compartir
Fernando Villacampa, en su despacho (Foto: Zureda Press).

Juan Nieto / Pedro Pascual
OVIEDO

Fernando Villacampa Casillas (Oviedo, 1975), concejal delegado de deportes en el Ayuntamiento de Oviedo, analizó ayer con Magazine Oviedista la actualidad del Real Oviedo y las relaciones entre el consistorio y el club. Un repaso con especial atención a la situación del estadio Carlos Tartiere, de rabiosa actualidad por la situación del césped.

Hoy proseguimos con la segunda y última parte de una extensa entrevista, pasando revista a otros deportes y problemas de la capital del Principado.

¿Qué balance hace de su gestión al frente de la concejalía de deportes en el 2016?

Si algo podemos valorar es que se ha incrementado la dotación de subvenciones a los clubes de base. Además, más allá de la política deportiva del día a día, lo que nos planteamos fue apoyar el deporte base y el femenino dándole toda la visibilización que desde el ayuntamiento le podíamos dar y en eso estuvimos colaborando mucho. Otra de las cuestiones que nos propusimos fue tratar de sacar el deporte base y la actividad física a la calle, tomar los espacios de la calle, que es donde entendemos que debe estar cualquier práctica deportiva.

¿Cuánto dinero se destina al fomento del deporte?

Comparado con otros años, por ejemplo, en 2014 se destinaron 493.000 euros a subvenciones y 210.000 a las escuelas deportivas. En este año, hemos destinado 585.000 euros a subvenciones y otros 300.000 a las escuelas.

Uno de los problemas enquistados en las instalaciones deportivas es el spa del Naranco. ¿En qué situación se encuentra?

Está judicializado y mientras siga así y no haya una resolución judicial que nos permita empezar a pensar en nuevos usos, realmente poco podemos hacer. Una piscina u otro tipo de equipamientos son algunas de las demandas del barrio, pero hasta que no se resuelva el tema judicial no podemos hacer nada.

Los polideportivos municipales carecen de mantenimiento propio y ningún arreglo se puede hacer de forma inmediata. Por ejemplo, los propios jugadores del Oviedo Baloncesto tienen que montar las canastas, que son propiedad del ayuntamiento, antes de cada entrenamiento. ¿Hay posibilidad de mejora en cuanto a instalaciones?

El Ayuntamiento de Oviedo, a través de Patrimonio, tiene un departamento de mantenimiento que se encarga de todas las instalaciones municipales (polideportivos, campos de fútbol…) y es cierto que una de las posibles líneas de actuación en deportes sería dotarnos de un servicio propio de mantenimiento que esté más centrado en el día a día de las instalaciones. Este ayuntamiento está completamente vacío de personal y cualquier comparación con cualquier otro es para echarse las manos a la cabeza. Creo que el área de deportes requiere mayor atención y más autonomía.

Oviedo carece de un gran equipamiento para albergar grandes competiciones o torneos. En su día, Agustín Iglesias Caunedo propuso la posibilidad de acondicionar la plaza de todos para dichos eventos.

Caunedo tenía cierta tendencia a anunciar muchos proyectos en épocas electorales, como por ejemplo un campo para el Oviedo Moderno, que luego no se llevaban a cabo. De lo de la plaza de toros, no tengo noticia de ello. En un primer análisis, y siempre y cuando se respete su condición de bien de interés cultural, podría plantearse como una inversión. Desgraciadamente, y espero equivocarme, en los próximos años la inversión del ayuntamiento en cuanto a instalaciones deportivas se refiere va a ser la justa. Se acabó el tiempo de los grandes proyectos, además grandes proyectos que luego no quedaban para beneficio de la ciudad, sino para beneficio de unos pocos, como pueden ser los gimnasios que se montaron, que van a través de una gestión integral privada. O la gestión pública de las instalaciones de San Lázaro, con una concesión por muchos años en donde el ayuntamiento poco puede hacer. La capacidad de inversión en instalaciones deportiva va a ser la justa. No toca, desgraciadamente, pensar en grandes proyectos, que los habría. Hace falta, por ejemplo, una buena instalación para el hockey sobre patines. O el Bádminton Oviedo, que lleva tiempo pidiendo una instalación propia que le garantice organizar competiciones, porque en el Corredoria Arena se depende de la lluvia por las goteras.

En el campo del Real Oviedo Rugby se acometieron obras en los vestuarios y grada, y ahora una de las mayores necesidades es el césped, que cada vez que vienen lluvias se embarra y se convierte en impracticable.

Esa instalación se construyó en época de Gabino de Lorenzo, pero en terrenos del Principado, y eso dificulta mucho la gestión. Es otra de las genialidades de Gabino. Lo que se hizo en ese campo es llevar parte del césped del Tartiere, que en parte soluciona el problema, pero es verdad que tienen un problema crónico, que tiene que ver por dónde está construido, que es al lado de un arroyo. Probablemente, la solución más duradera para ese campo sería encauzar ese arroyo para que no llegue al campo, pero es una inversión complicada.

¿Qué relación tiene el ayuntamiento con los diferentes equipos de la ciudad?

Hemos tenido reuniones con el Oviedo Rugby, Oviedo Moderno… Nos hemos reunido con todos los clubes que nos lo pidieron y tenemos una idea global de las dificultades de cada uno de ellos y de las instalaciones. Si tenemos un anhelo político en cuanto a la gestión deportiva, podría ser poner al día las instalaciones que tenemos, que hay algunas que están muy envejecidas y mal cuidadas y requieren inversión.

¿Como el Palacio de los Deportes?

El Palacio requiere una inversión, desde el acondicionamiento climático, hasta la puesta en marcha de una calefacción. De hecho, se pasa frío allí. Por ejemplo, no puedes hacer allí una competición de atletismo porque te dicen que no por las lesiones a causa del frío. Es una pena, el Palacio era como el Campoamor para la cultura. En la instalación señera del deporte ovetense apenas se puede programar actividad deportiva y menos de competición por el abandono de la instalación. Requiere inversión, ya solo la calefacción es un 1 millón de euros.

¿Se apostará en 2017 por traer alguna competición deportiva de alto nivel?

Sí, en Oviedo se jugará la Copa del Rey de baloncesto en silla de ruedas y alguna más que aún no está concretada. La apuesta de la concejalía es, sobre todo, por aquellos deportes que están creciendo y que implican mucho trabajo de base, el deporte femenino y el adaptado. En cualquiera de los tres tenemos proyectos que pueden ser interesantes. Además, este tipo de competiciones son también son un motor para la hostelería y la hotelería de la ciudad. Traeremos la Copa del Rey de baloncesto en silla de ruedas y algún campeonato de España de voleibol, entre otros. Queremos seguir trabajando en el deporte en la calle con las ferias de la actividad física. También estoy intentando sacar adelante unas jornadas de psicología deportiva aplicada al deporte base, que daremos a conocer más adelante y que pretendemos tengan continuidad.