“La esencia de Pumarín es muy difícil de explicar”

“La esencia de Pumarín es muy difícil de explicar”

Víctor Pérez, capitán del OCB, afronta una final “histórica para nosotros” // La Copa se presentará mañana en el ayuntamiento

994
0
Compartir
Víctor Pérez (Foto: Álvaro Campo).

Se palpa en el ambiente que estamos en semana grande. Quedan dos días para que el Oviedo Baloncesto dispute en Pumarín, a partido único, la Copa Princesa ante el Burgos, uno de los equipos más fuertes de la categoría. El viernes a las seis de la tarde, Pumarín estará a rebosar de gente y de ilusión. Y quien se quede fuera, que serán muchos, podrán seguir la final por Gol Tv.

La ilusión estará en la grada, pero no menos sobre el parqué. Víctor Pérez, capitán del equipo con cinco temporadas como oviedista en su haber, asegura que afrontan el reto “con mucha ilusión, como un premio a una primera vuelta muy buena en todos los aspectos”. La clasificación para la disputa de la final al terminar como líderes la primera vuelta “es histórico para nosotros”, pero el sevillano sabe que “lo va a ser más este viernes”. Y no será por casualidad: “Hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí y el viernes será memorable lo que se vivirá en Pumarín”.

El trabajo ha sido la clave para que el Oviedo Baloncesto disfrute ahora de una semana tan especial, pero no entraba en los planes de la plantilla: “Ni mucho menos pensábamos en poder disputar este partido y más en Pumarín”, reconoce Víctor, aunque añade que “ya en pretemporada se vieron cosas que tardan meses en conseguirse, había algo diferente y se palpó desde el inicio”.

Para el sevillano, “hemos competido en todos los partidos, hemos sido regulares y los resultados han acompañado”. Pese a todo ello, “nadie se imaginaba conseguir la clasificación para la copa y encima organizarla nosotros. Ni el más optimista pensaba eso. Ahora hay que disfrutarla”.

Al margen del ambiente, el Oviedo tendrá que hacer frente a uno de los rivales más duros de la categoría. En la primera vuelta, en El Plantío, los burgaleses se impusieron con claridad por 23 puntos. En Pumarín, hace dos semanas, el Oviedo devolvió el golpe, pero se quedó a tres puntos de igualar la diferencia. Todo ello, sumado a la tensión propia de una final, hace prever un partido difícil: “Como todas las finales, será una auténtica batalla. Da igual lo que haya pasado en el partido de hace dos semanas. Puede pasar cualquier cosa. Burgos tiene un equipazo, mayor presupuesto, jugadores de muchísimo nivel… Pero nosotros tenemos que jugar nuestras bazas, estudiar al rival, estar pendientes de sus puntos fuertes y sus puntos débiles e intentar darlo todo para conseguir la victoria”.

Cuando salten a la pista, los oviedistas tendrán algo muy importante ya a su favor, un Pumarín lleno hasta la bandera: “Espero un Pumarín lleno a reventar como siempre, con muchísima ilusión. La esencia de Pumarín es algo muy difícil de explicar y para nosotros es un auténtico orgullo. Espero que nos ayuden porque nos va a hacer falta contra un gran equipo”.

PRESENTACIÓN. Mañana, jueves, a las siete de la tarde, se llevará acabo la presentación oficial de la Copa Princesa en Oviedo. El acto tendrá lugar en el salón de plenos del ayuntamiento de la capital asturiana y contará con la presencia de Wenceslao López, alcalde de Oviedo, Fernando Villacampa, concejal de deportes, Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto, Juan José Cachero, presidente de la Federación de Baloncesto del Principado de Asturias, Fernando Villabella, presidente del Oviedo Baloncesto y Jesús Martínez Nogal, presidente del club burgalés.