“Sería una putada no haber ganado”

“Sería una putada no haber ganado”

Carles Marco ve la conquista de la Copa como “el premio a una buena primera vuelta”

1048
0
Compartir
Carles Marco observa las evoluciones de Fabio Santana ante Edu Martínez (Foto: OCB).

El rostro habitualmente atento y comedido de Carles Marco se tornó ayer en alegría y desenfado. No era para menos y anunció que festejará el título el fin de semana y el lunes ya empezará a pensar en lo que queda. Ya casi ni tocaba hablar del partido, sino del éxito. La tensión había desaparecido y el técnico reconocía que “no somos conscientes de lo que hemos hecho aún”. Y no han hecho precisamente poco.

Carles empezó por “felicitar a mis jugadores, los que juegan menos y los que juegan más”, algo especialmente importante tras afrontar la final con la importantísima baja de Dani Pérez. También era momento para “felicitar al club y a la afición por habernos ayudado en momentos malos que hemos tenido”. Pasado ya todo y con la copa en el bolso, “hay que disfrutarlo, es el premio a una buena primera vuelta”.

“No sé qué decir ahora mismo. Están aquí familiares y amigos y sería una putada no haber ganado”, explicaba un desatado entrenador, que quería dejar claro que nada era cuestión de suerte ni de improvisación: “Los jugadores han trabajado mucho para competir este partido. Ha habido momentos malos y nos hemos repuesto, pero todo el mundo suma en el club”.

Era difícil enfocar algo de la rueda de prensa en el partido y, realmente, tampoco importaba mucho ante el éxito, pero el técnico catalán comentaba que “nos hemos agarrado al partido en los últimos 20 minutos. Ellos tienen muy buen equipo. Nosotros íbamos haciendo cosas pero nos costaba. Hemos tenido sangre fría y carácter para seguir. Incluso cuando se pusieron un punto arriba no nos hundimos y seguimos”.

La pregunta inevitable sobre la ausencia de Dani Pérez la respondió Carles con claridad: “Teníamos Danidependencia, pero Agustí y Fabio han cogido el toro por los cuernos”.

También compareció en sala de prensa el técnico del Burgos, Diego Epifanio, que reconoció que “nos vamos tocados” y felicitó al equipo carbayón, a su directiva y a los aficionados: “Han hecho que sea una fiesta”. Epi destacó la segunda parte de su equipo, en la que “hemos competido más, hemos defendido mejor, con recuperaciones y uno contra uno. Hemos estado muy fluidos”. Pero al final “ha sido a cara o cruz y no ha sido posible”.