“Vengo a intentar que el Oviedo el año que viene esté en...

“Vengo a intentar que el Oviedo el año que viene esté en Primera”

Borja Domínguez ya trabaja con el equipo carbayón

593
0
Compartir
Borja Domínguez, en el Carlos Tartiere (Foto: Zureda Press).

La última pieza del puzzle azul ya está a pleno rendimiento. En un día muy activo, Borja Domínguez (Vigo, 1992) fue presentado como nuevo jugador del Real Oviedo. Previamente, el centrocampista ya había pasado por la clínica Asturias para realizar el reconocimiento médico y se había entrenado con sus compañeros en El Requexón.

Borja llega al club carbayón cedido por el Córdoba, con opción de compra al final de la presente temporada. Ha jugado con regularidad en el Córdoba y, según explicó César Martín, que le acompañó en la presentación, “su intención de venir al Real Oviedo ha sido clave”. Es el cuarto refuerzo de invierno y el cuarto que llega para formar parte del equipo titular, lo que deja al descubierto la mala planificación de la temporada. Tanto como la nula efectividad del Requexón, que no surte de jugadores al primer equipo.

En su primera comparecencia ante los medios, el futbolista vigués explicó que “las primeras sensaciones son muy buenas” y se ha encontrado con “un grupo noble, unido, con gente buena que me ha tratado muy bien desde el primer momento”. Además, en el vestuario hay otros tres vigueses (Pereira, Vila y Costas), lo que “facilita la adaptación”.

Pese a contar regularmente para el técnico cordobés, el club andaluz no puso trabas al jugador para salir, lo que indica, a juicio de Borja, que “no era tan importante” para los cordobeses. El Oviedo es “un reto importante” y el futbolista llega al Carlos Tartiere “con muchísima ilusión, vengo aquí a aportar todo lo que tengo e intentar que el Oviedo el año que viene esté en Primera”.

Si la directiva cordobesa no puso pegas a su salida, no hizo lo mismo la afición, a la que no ha gustado nada que Borja se vaya a un rival. El vigués está “agradecido a la afición del Córdoba, que me ha tratado muy bien, pero quizá el club pensó que no era mi momento o no tenían plena confianza. Eso está aparcado y ahora soy jugador del Oviedo y voy a hacer todo lo posible para aportar lo que pueda”.

No es la primera vez que Borja juega en el estadio carbayón, pues ya lo hizo tanto con el Córdoba como en las filas del filial del Celta: “Es de los primeros campos en que jugué con tanta gente, es muy bonito, me hace ilusión jugar aquí. Cada vez que jugué contra el Oviedo eran unas sensaciones buenísimas”.
Y está dispuesto a revivir esas sensaciones, ahora como local, desde el domingo si hace falta: “Desde el primer momento, tengo la intención de contar para el entrenador”.