Erice: “Fue una sensación rara”

Erice: “Fue una sensación rara”

Michu se llevó al navarro lejos de la grada tras una polémica celebración

1556
0
Compartir
Michu se lleva a Erice para aplacar su celebración (Foto: Álvaro Campo).

Cuando el partido se iba al final con empate, un balón rechazado en la frontal del área llegó a pies de Erice, que enganchó un tremendo zurdazo y batió a Alberto. El navarro se convertía en el protagonista y los pitos que recibió al saltar al campo se transformaron en aplausos. No lo digirió bien el jugador, que se fue a la grada retador y tuvo que ser apartado por Michu para acabar con la provocación. Tal vez se le calentaron los cascos por marcar, ya que, como aseguró tras el encuentro, “marcar fue una sensación rara, me pasa muy poco”. O tal vez porque “era el cumpleaños de un amigo mío, que es José”. El caso es que la celebración no fue muy acertada.

Erice llevaba fuera del equipo tres semanas “y no estoy acostumbrado”. Esta tarde, “conseguí jugar bastantes minutos en un partido complicado”. Y anotó el gol que daba los tres puntos, algo fundamental en esta época, en la que “teníamos que seguir sumando”, pues en estos partidos, ante rivales directos, “lo importante es no perder”. Ha llegado la hora de “estar arriba, porque se empieza a partir la clasificación”.

Erice saltó al campo en un momento complicado, justo cuando acababa de marcar el empate Chuli y el Getafe dominaba. En su salida al césped, “el míster me pide que apriete y el equipo defienda un pelín más arriba. Con el gol nada más salir nos hicieron recular”. El Oviedo contuvo bien las acometidas de los de Bordalás, aunque “tuvieron dos ocasiones buenas”. Pese a todo, “al final conseguimos encerrarlos y en esa jugada me llegó el rechace y marqué el gol”.

La victoria ante el Getafe “nos hace pensar en Reus e ir allí a sumar”, valora el centrocampista navarro. El equipo catalán es “difícil de batir”, pero la idea es seguir sumando y proseguir una racha extraordinaria. “No pensamos tanto en la racha, pero es real, son cinco victorias de seis partidos jugados. Esas rachas positivas hay que alargarlas y lo vamos a intentar hacer en Reus”, aseguró el navarro.

Pese a los pitos, Erice lleva “cuatro años aquí” y reconoce que el Carlos Tartiere “es un estadio caliente, que aprieta, y con poco que des, te lleva. Nos han animado y eso se nota”.