“Hemos ido a por el partido gracias a nuestra afición”

“Hemos ido a por el partido gracias a nuestra afición”

Fernando Hierro se olvida ya del Getafe y la alegría porque “el viernes llega el Reus”

1023
0
Compartir
Toché celebra un gol (Foto: Álvaro Campo).

La victoria cambió las caras en el Real Oviedo al final del partido, sobre todo por los malos momentos que pasó el equipo en la recta final. “Y los malos momentos que nos quedan por pasar”, comentó Fernando Hierro ya en la sala de prensa. “Teníamos enfrente un gran equipo, con un entrenador que conoce la categoría y jugadores de gran nivel que hace ocho meses estaban jugando en Primera”, afirmaba el malagueño para explicar el sufrimiento en el partido ante “un candidato al ascenso”.

El técnico estaba satisfecho por “45 minutos muy buenos en la primera parte. Hemos competido bien, se han visto cosas muy buenas”. Aunque todo se torció tras el descanso, ya que “hemos entrado fríos y nos costó el gol y casi el segundo de Chuli”.

El equipo carbayón no se conformó hoy con el empate y “nos hemos ido a por el partido gracias a nuestra afición. La gente ha empujado mucho y da gusto. Con 18.000 personas empujando, tienes a 18.000 que saben que los jugadores se van a dejar la vida. La gente tiene gran parte de culpa del trabajo que ha hecho el equipo”.

Lo que más valoró Hierro fue que tras el gol de los madrileños, “hemos reaccionado bien y no es fácil cuando a los dos minutos te meten gol y a los diez tienen ocasión de hacer el segundo. Pero el equipo ha entendido que podíamos hacer daño con el balón”.

El malagueño tuvo palabras de elogio para los jugadores, que “han rendido a un nivel extraordinario”, tanto los que juegan habitualmente como los que tienen menos minutos. “Hay tiempo para todos, los que juegan más y los que juegan menos. Crecemos como grupo. Estoy contento de la actitud y el compromiso del equipo”, aseguró Hierro, con una mención especial para el autor del segundo gol, Jon Erice, “un jugador que da la vida”.

El balance de los azules no puede ser más satisfactorio, pues “de seis partidos llevamos cinco victorias. Son muchos puntos, el equipo va progresando y se lo va creyendo”. Pero no hay tiempo para la autocomplacencia: “Se terminó el Getafe y la alegría, el viernes ya llega el Reus”.

El técnico del Getafe, José Bordalás, vio un partido “muy igualado”, en el que el Oviedo “no ha tenido ocasiones en la primera parte salvo el primer gol. En ese tipo de jugadas, Toché define bien”.

En la segunda, “conseguimos pronto el gol y tuvimos el segundo, pero la echamos fuera. Luego estuvo igualado y cuando el empate parecía el resultado final, en un golpe franco nos han hecho el segundo”.

“Debíamos haber evitado alguna falta”, explicó Bordalás, ya que “el Oviedo tiene a un jugador como Susaeta que las ejecuta muy bien”.