El Oviedo no levanta cabeza

El Oviedo no levanta cabeza

El Melilla se llevó el triunfo ante un equipo sin director ni ideas

785
0
Compartir
Mouha Barro entra a canasta (Foto: Oviedo Baloncesto).

El efecto Pumarín no pudo con un Melilla superior, que se impuso al Oviedo por 62 a 73 en un partido en el que los carbayones no dieron sensación de poder superar a una plantilla a priori superior. Los dos equipos estuvieron muy desacertados en el tiro exterior y la batalla bajo los aros fue para los melillenses, que supieron neutralizar a un Oviedo que sin Dani Pérez pierde mucho potencial. El base catalán tan sólo disputó dos minutos y medio, demasiado poco.

Aunque el Oviedo comenzó mandando en el marcador, el Melilla no dio opción y pronto se hizo con el mando, finalizando el primer cuarto tres puntos arriba. En el conjunto local destacó un Mouha Barro que realizó una labor defensiva impresionante y acabó siendo el más valorado.

Sonseca sostuvo al Oviedo en el inicio del segundo cuarto, con Manzano destacando en los de Alcoba, que mantenían una renta que llegó a ser de cinco puntos, pero sin lograr despegar al rival. Suka se erigía en líder anotador en los minutos centrales del periodo, pero la cara del Oviedo cambió con la entrada de Dani Pérez, tanto en el juego como en el ánimo. Por desgracia, su presencia fue testimonial. Dos Anjos pudo poner por delante de nuevo a los carbayones, pero falló incompresiblemente y permitió a Gatell poner la distancia en tres puntos al llegar al descanso, 30 a 33.

El tercer cuarto fue el peor de los de Carles Marco, que sólo anotaron nueve puntos, bien maniatados por los melillenses, que anularon su juego exterior y siguieron al mando en la pintura.

En el último cuarto, el Oviedo recurrió a su arma más peligrosa, ese ‘efecto Pumarín’ que levanta los partidos cuando se complican. Y pareció que iba a dar resultado, pues la grada se vino arriba y el marcador, abajo, pasando de 16 de diferencia para el Melilla a sólo seis. El Oviedo apretaba, aunque desacertado, lo que favoreció la reacción melillense, que finalizó con once puntos de ventaja un partido que se antojaba de mano muy complicado.

Oviedo Baloncesto: Mouha Barro (13), Fabio Santana (5), Miquel Salvó (6), Manu Rodríguez, Paul Jesperson (12) –cinco inicial-, Dani Pérez, Carlos Martínez (2), Johan Löfberg (5), Víctor Pérez, Felipe dos Anjos (7), Edu Hernández Sonseca (10) y Agustí Sans (2).
CB Melilla: Jorge Sanz (4), Pablo Almazán (9), Óliver Arteaga (13), Alfred Ott (4), Kevin van Wijk (9) –cinco inicial-, Edu Gatell (5), Héctor Manzano (14), Eloy Almazán (4), Pelayo Larraona, Suka Umu (11) y Massine Fall.
Árbitros: José Antonio Pagán Baró y Jorge González Zumajo. Sin exclusiones.
Parciales: 16-19, 14-14, 9-19, 23-21.
Incidencias: 1.300 espectadores en Pumarín.