Pumarín despide la liga regular

Pumarín despide la liga regular

El Oviedo Baloncesto recibe al Araberri, que tampoco se juega nada, obligado a hacerlo el viernes por el horario unificado marcado por la Federación

287
0
Compartir
Carles Marco da instrucciones en un partido (Foto: Álvaro Campo).

El horario unificado impuesto por la Federación Española obliga al Oviedo Baloncesto a jugar mañana a las nueve de la noche, en Pumarín, aunque ni el equipo carbayón ni su rival, el Araberri, se juegan ya nada en las dos últimas jornadas y el partido es intranscendente para la clasificación. Así, habrá coincidencia con el que se jugará en el Carlos Tartiere, ése sí con mucho en juego,

Pese a todo, parece que Pumarín soporta la competencia y las entradas de general ya están agotadas para presenciar el último partido en casa en la liga regular de los hombres de Carles Marco, a la espera de un playoff en el que tendrán el factor cancha siempre a favor como premio a quedar entre los cinco primeros y haber ganado la Copa.

No hay nada en juego, pero “estamos haciendo una muy buena liga regular y la gente que nos ha apoyado todo el año se merece un buen partido”, comenta Carles Marco, técnico del equipo asturiano. Así que el Oviedo cumplirá con su obligación de “hacer el mejor partido posible ante un gran rival que jugará sin presión”. Un partido de preparación porque “dentro de nada comienza otra liga”.

En la primera vuelta, el Oviedo se impuso en Vitoria por 75 a 86 en uno de sus mejores partidos. “Quiero que el equipo tenga el mismo nivel de concentración que mostró allí”, pide Carles Marco. “Es un equipo que te hace dudar, cambia de sistema defensivo y te puede complicar las cosas”. El preparador catalán confía en que su equipo tenga “esa chispa que estamos teniendo en los últimos partidos”.

El Araberri, dirigido por el asturiano Arturo Álvarez, se impuso en el último partido al Breogán, una de las sorpresas de la jornada. Una señal del peligro que encierran. “Si les dejas jugar, tienen jugadores de mucha calidad que anotan muy fácilmente. Tienen un ritmo pausado pero con una eficiencia ofensiva alucinante”. Aunque los de Pumarín tienen a su favor que “nosotros tenemos una mayor rotación”.

En esa rotación, no estará presente, por tercera semana consecutiva, Víctor Pérez, debido a un golpe en la tibia sufrido en el partido de La Coruña. Además, Dani Pérez será duda por unas molestias en el tobillo que no le han permitido entrenarse con normalidad durante la semana. Con todo hecho, el equipo debe recuperar el mejor tono físico para afrontar con las máximas garantías el playoff.

El partido será arbitrado por los colegiados Juan Gabriel Carpallo Miguélez y Francisco Javier Bravo Loroño.