El Oviedo se complica el playoff

El Oviedo se complica el playoff

Los de Pumarín pierden el tercer partido y tendrán que igualar el domingo para jugar el definitivo en casa

1014
0
Compartir
Felipe dos Anjos machaca el aro rival (Foto: Hugo Álvarez / OCB).

El Oviedo cedió en el tercer partido de la eliminatoria por 81-70 ante un Palencia que, como los asturianos, jugó con intensidad pero a tirones. En el decisivo último cuarto, los de Carles Marco no supieron mantener el ritmo de remontada y cedieron con excesiva facilidad en los cinco minutos finales. Las espadas siguen en alto, pero todo se complica. Más si, como es habitual, Urko Otegui sigue formando parte del equipo arbitral. El domingo acompañará en las tareas arbitrales a José María Terreros y José Antonio Pagán, salvo que estos sí tengan personalidad.

El primer cuarto reprodujo a la perfección lo que está siendo esta semifinal del playoff. Igualdad, intensidad en defensa, poco acierto… Y una última jugada con tres décimas de segundo para el Oviedo que el equipo carbayón volvió a desperdiciar para empatar, tal como ocurrió al final del primer partido. De nuevo sin tiempo, el Oviedo intentó pase y canasta en lugar de balón al aro y buscar el palmeo o la personal. Incomprensible. Con alternancias en el marcador, los locales lograron llegar dos arriba al final del primer periodo.

En el segundo periodo, el Oviedo se fue del partido. Sin claridad, los asturianos dejaron que el Palencia tomase poco a poco ventaja, que llegó a ser de doce puntos (32-22), uno menos de lo que anotaron los de Carles Marco en los diez minutos. Si en el primer cuarto los de Pumarín no anotaron ni un solo triple, iban ya camino de ello cuando Sonseca logró estrenar ese casillero a 2.19 para el descanso, al que se llegó diez abajo.

El Oviedo se puso nada más salir a la tarea de equilibrar el marcador. Y tardó menos de tres minutos en hacerlo. Comenzó Barro y le siguieron los Pérez. Víctor, con un triple, y Dani con canasta y tiro libre. A la fiesta se unió Löfberg y el partido tomó una nueva dimensión. Hasta el final del periodo, el marcador vio varios empates e incluso al Oviedo por delante a falta de 1.45, aunque el Palencia logró remontar y afrontar los últimos diez minutos un punto arriba, 54 a 53.

Pero una vez hecho lo más difícil, igualar el partido, el Oviedo no supo manejar la situación. Liderados por Otegui, los morados sacaron a relucir sus armas y sacaron de sitio a los de Carles Marco, que llegaron a estar por delante, pero mediado el cuarto vieron como el Palencia tomaba un camino de ida al que sólo amenazaron ligeramente y de lejos. A minuto y medio para el final, los locales se ponían once arriba y hacían inútiles los esfuerzos oviedistas. El domingo tendrán la oportunidad de igualar la eliminatoria y buscar el quito partido en Pumarín. Pero de momento toca remar contra la corriente.

Quesos Cerrato Palencia: Romá Bas (14), Dani Rodríguez (9), Urko Otegui (22), Lamont Barnes (5), Març Blanch (3) –cinco inicial-, Mamadou Samb (14), Josep Pérez (3), Gabas Maldunas (2), Joan Tomás (3) y Jhornan Zamora (6).
Oviedo Baloncesto: Mouha Barro (8), Dani Pérez (21), Johan Löfberg (14), Manu Rodríguez, Edu Hernández Sonseca (7) -cinco inicial-, Fabio Santana, Víctor Pérez (14), Paul Jesperson (1), Felipe dos Anjos (5) y Agustí Sans.
Árbitros: Carlos Javier García León, Enrique Miguel López Herrada y Urko Otegui. Eliminado Dani Pérez
Parciales: 17-15, 21-13, 16-25, 27-17.