Un jugador “listo” para la medular

Un jugador “listo” para la medular

Ramón Folch fue presentado en el Tartiere, donde le esperaba un centenar de aficionados

925
0
Compartir
Folch saluda a los aficionados en el Tartiere (Foto: Zureda Press).

Ramón Folch vivió esta mañana su primera experiencia como jugador del Real Oviedo. Ante la habitual nube de medios de comunicación y con cien aficionados esperando en las gradas, el mediocentro catalán compareció en la sala de prensa del Carlos Tartiere acompañado del silencioso Jorge Menéndez Vallina, presidente del club, que no admite preguntas sobre la actualidad de la entidad que preside.

También estuvo presente en la sala de prensa Arturo Elías –hijo-, que pasa unos días de descanso en Oviedo. El nieto de Carlos Slim acudió acompañado de Joaquín del Olmo y se situó al fondo de la sala, lejos de los micrófonos.

Vallina abrió las intervenciones dando la bienvenida al nuevo jugador y avisando de que el apellido del nuevo futbolista carbayón se pronuncia acabado en el sonido “k”, no “ch”. La otra reflexión sobre el fichaje fue que “juega en el centro del campo y recupera balones”.

Tras agradecer la bienvenida y la confianza depositada en él, Folch –que avisó de que es “de pocas palabras”- se definió como un jugador “humilde”, que cada año va “mejorando”. La pasada temporada tuvo su primera experiencia en el fútbol profesional y cuando escuchó el nombre del Real Oviedo, “se me abrieron mucho los ojos, es un proyecto ambicioso” en un club “histórico que quiere volver donde se merece”. Su aportación a esa tarea será “trabajar para ganar todos los partidos”.

Las estadísticas indican que Folch es un gran recuperador de balones, pero el catalán no se fía de las estadísticas y se limita a “intentar estar bien colocado y hacer lo que me pida el entrenador de la mejor forma”. Todo ello, principalmente, desde el doble pivote, aunque “también he jugado de pivote por delante de la defensa, más defensivo. Me adapto a lo que pida el entrenador”.

En su posición, no es habitual tener buenos números goleadores, pero Folch anotó cuatro la temporada pasada con el Reus (uno de ellos al Oviedo): “Intento trabajar tanto defensiva como ofensivamente. Tuve la suerte de marcar cuatro goles, pero no es mi principal objetivo”.

Tácticamente, Folch cree que es un jugador “listo”, que intenta “dar los máximos pases posibles bien y ayudar a mis compañeros corriendo, trabajando y haciendo coberturas”.

El nuevo centrocampista azul aún no conoce a Anquela, tan sólo por jugar contra él, y por las referencias, “sé que tiene carácter, trabaja mucho y saca lo mejor de los jugadores. Tengo ganas de conocerle y trabajar a sus órdenes”.

Lo que sí ha experimentado ya ha sido el calor de los aficionados: “La gente me anima mucho en las redes sociales, la bienvenida ha sido muy grande”. Y lo pudo ratificar cuando salió al césped para recibir el aplauso de un centenar de aficionados que le esperaban en el fondo norte.