“No podemos fallar a esta gente”

“No podemos fallar a esta gente”

Anquela sale satisfecho de la primera prueba con su equipo y con la respuesta de la afición

448
0
Compartir
Anquela, en la banda del Requexón (Foto: Zureda Press).

No era un partido para sacar grandes conclusiones, pero sí para ver la evolución del equipo tras una semana de entrenamientos. Por ello, Anquela analizaba el encuentro ante el Vetusta como “un entrenamiento más” en el que su equipo “ha estado bien plantado y hemos hecho cosas, pero es evidente que nos queda mucho por mejorar”. Eso sí, “la actitud y la predisposición es lo que a mí me interesa y han estado a un nivel exquisito”.

El técnico ha insistido mucho en estos días sobre la interiorización del juego y ayer volvió a insistir en ello: “Hemos hecho cuatro o cinco entrenamientos tácticos nada más y habrá que hacer muchos más para que la gente se acostumbre y juegue de memoria. Si no lo conseguimos, seremos un equipo normalito, pero si nos aplicamos el cuento y sabemos que hay que sufrir cada partido, seremos un gran equipo”.

El aspecto más destacado del equipo fue la intensidad en el juego, algo que Anquela reclamaba desde la banda en cada momento, y es que “la intensidad no se negocia, vamos a competir en una categoría que la primera premisa es ser un equipo intenso, que tiene que pelear y disputar cada balón como si fuera el ultimo. Nosotros lo exigimos cada día y lo conseguiremos”.

En ese sentido, se vio a un Anquela tan exigente como en los entrenamientos, porque “se juega como se entrena. Si se entrena cómodo y relajado, como si no fuera a pasar nada, llega el domingo y sí que pasa. Si queremos conseguir algo, es a base de trabajarlo y ser un buen equipo, regalar no te regala nadie nada”.

Al equipo aún le faltan varias piezas, que irán llegando. “Es difícil fichar porque la gente se piensa que somos un club que va a dar el dinero a la primera, pero no, mira la peseta y hace las cosas con cabeza”, explica Anquela sobre la política de fichajes, con la seguridad de que “vamos a armar un buen equipo, hay que tener un poco de tranquilidad y saber que aquí no se cometen locuras”.

El técnico apunta la principal necesidad de fichajes al centro del campo: “Tenemos las cosas claritas en defensa, ahora las urgencias están más en el mediocentro, donde menos gente hay. Pero sin prisas, porque las prisas en el futbol y como todo en la vida son malas consejeras”.

Esos fichajes se complementarán con los chavales del filial, que ayer dieron una buena imagen al entrenador, que los vio con “muy buena actitud. Hay un par de ellos que son muy buenos futbolistas, pero con tranquilidad, son los primeros días y lo que se ve ahora hay que confirmarlo en cada partido y en cada entrenamiento, yo creo que hay dos o tres chavales que tienen un nivel más que aceptable”.

Y a gran nivel estuvo la afición, que llenó El Requexón para ver la primera prueba de su equipo: “Es increíble el sentimiento que hay aquí, me llena de responsabilidad y me hace pensar muchas cosas. Sobre todo, que no podemos fallar a estar gente, porque se mueven con el corazón y no podemos fallarles, eso lo tengo claro”.