“Es un reto lindo”

“Es un reto lindo”

Cotugno llega del Rubin Kazan para unirse al proyecto azul y “crecer juntos”

849
0
Compartir
Cotugno saluda a los aficionados en las gradas del Carlos Tartiere (Foto: Real Oviedo).

Mientras los abogados de Patrik Hidi intentaban cerrar el contrato del futbolista húngaro en las oficinas del club, el Real Oviedo presentaba en la sala de prensa al último fichaje, el uruguayo Guillermo Cotugno. Uno de los fichajes que antes se adelantaron desde diversos medios, pero que se vio pospuesto por la situación contractual del futbolista en el Rubin Kazan.

Cotugno inició su carrera en el Danubio de su país antes de pasar al Rubin Kazan, con el que compitió en Europa League. La temporada pasada jugó cedido en el argentino Talleres de Córdoba y ahora llega al Oviedo con un contrato de dos años.

Se trata de un lateral derecho polivalente, que puede jugar también en el lateral izquierdo o como central. Debido a esa polivalencia, César Martín, que fue quien lo presentó ante los medios de comunicación, cree que “nos puede aportar muchas soluciones”. Se trata de un jugador “defensivo, pero le gusta sumarse al ataque”.

César destacó que “la apuesta de Guillermo por el Oviedo ha sido fundamental a pesar de contar con ofertas económicas importantes. La apuesta del club por él también es importante y sabemos que va a dar un buen rendimiento”.

En sus primeras horas en Oviedo, Cotugno se ha encontrado “una ciudad muy linda, muy tranquila, muy futbolera. La primera impresión fue muy buena”. A la capital de Asturias llegó con buenas referencias de un exjugador azul, Carlos de Pena, que “me habló muy bien, me dijo que era un grupo muy bueno, con un proyecto muy interesante. Me habló del estadio, de la gente, que es muy fanática”. Entre esas referencias directas y las redes sociales, “tenía muchas ganas de sumarme a este proyecto. Es un reto lindo, lo tomo para crecer con este club, los dos juntos”.

El futbolista coincidió en la descripción que de él hizo César y se definió como “lateral derecho, aunque también jugué en la izquierda. Me gusta defender bien. Primero la parte defensiva y en función de la jugada, poder atacar”.

El uruguayo ya trabajó por la mañana en El Requexón, “un poco con el equipo y otro poco aparte”. De esa sesión, extrajo una buena sensación de Anqueloa, su nuevo entrenador: “Me pareció muy buena la actitud del técnico. Espero poder entrenar ya al máximo”.

Cotugno se encuentra “físicamente bien”, tras entrenarse en solitario mientras esperaba la finalización de su contrato con el Rubin Kazan. “Me quedan unos días para adaptarme y entrenar con el equipo”.