El Real Oviedo y la Policía se enfrentan por el derbi

El Real Oviedo y la Policía se enfrentan por el derbi

1466
0
Compartir
Foto: Hugo Álvarez.

Una carta enviada por la Policía al Real Oviedo llamando la atención sobre la venta de las entradas para el derbi del 9 de septiembre ha levantado una nueva polémica. En el trayecto desde el cuartel de Buenavista hasta el estadio Carlos Tartiere, la carta llegó al diario La Nueva España, que la publicó en su edición de hoy.

La misiva del cuerpo que en Asturias está bajo la autoridad de Gabino de Lorenzo, firmada por el inspector Juan Luis García Ampudia, llama la atención al club por un supuesto “apoyo a través de las redes sociales a la iniciativa de insultos e incitación a la violencia de los peñistas y ultras” y diversas irregularidades atribuidas a la entidad respecto a la venta de las entradas.

Empezando por una llamativa (cuando menos) referencia a la situación de alerta antiterrorista, el inspector Ampudia llama la atención sobre el hecho de que “en ningún caso se ajusta a la norma entregar las entradas a los peñistas y/o ultras para venderlas de forma directa […] sin control alguno”. “Menos aún”, prosigue la misiva, “en un bar clásico de las peñas más radicales y ultras del Oviedo”.

La carta policial también hace referencia a la camiseta de la polémica y que las peñas ya han anunciado que no lucirán en el derbi, en la que se lee “Oviedo capital” junto a otro lema, más pequeño, que reza “invasión aldea”, todo un clásico de los derbis desde hace al menos tres décadas. La Policía considera que ese lema incita a la violencia y que el club también lo hace “por su apoyo mostrado a través de las redes”.

Recordando la gravedad de las sanciones que conllevarían esos supuestos comportamientos, el coordinador de seguridad policial pide al Real Oviedo que tome “medidas urgentes con la finalidad de reconducir la situación”.

La indignación entre los aficionados se hizo patente desde primera hora de la mañana y el Real Oviedo hizo público un comunicado en el que rebate los argumentos del inspector Ampudia y denuncia “la falsedad de las acusaciones vertidas sobre nuestra entidad”, así como la filtración “de forma interesada” a un medio de comunicación.

Desde el club carbayón se asegura que “tanto el Real Oviedo como el Real Sporting mantienen contacto permanente” de cara al derbi con el deseo de “un buen ambiente que acompañe y rodee al partido de fútbol que va a disputar nuestro equipo en Gijón”.

El club anuncia en su comunicado que “interpondrá las acciones legales que estime convenientes” ante la acusación de incitar a la violencia a través de las redes. Además, el Oviedo explica, sobre la distribución de entradas, que “en ningún momento se ha procedido a la entrega de localidades para el partido del próximo día 9 de septiembre, dado que no han sido remitidas aún por el Real Sporting de Gijón”. En el momento en que se haga entrega a los aficionados de dichas entradas, “se cumplirá con dicha estricta normativa, tal y como se ha hecho siempre, sin entregar ninguna localidad a aficionado alguno que no se identifique de la manera que exige la normativa legal y reglamentaria vigente”.

El reparto de las entradas, aseguran en el club, se hará “de la misma manera que es habitual en otros clubes y siguiendo la normativa y recomendación policial de que los viajes de nuestros aficionados sean organizados”. El club gestionará directamente 235 entradas y el resto serán distribuidas a través de la Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo “con viaje organizado incluido siguiendo así mismo las normas y recomendaciones de seguridad establecidas”.

El club exige a la Policía la demostración de las acusaciones directas al club por el supuesto apoyo a través de las redes, unas acusaciones “totalmente falsas, carentes de prueba alguna y de carácter malicioso”. En el club se cree que “la acusación se basa en un retweet a la cuenta oficial de la APARO en el que se informa de la próxima distribución y reservas de la venta de entradas”.

El comunicado concluye recordando que “el Real Oviedo ha demostrado siempre la total colaboración con los mandos policiales y responsables de seguridad, cumpliendo escrupulosamente la normativa vigente tanto por parte de LaLiga como de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, y así seguirá siendo”, al tiempo que “reitera su implicación absoluta y deseo de que todos los partidos de nuestro equipo se disputen en un ambiente de deportividad, del que siempre ha hecho gala tanto nuestro club como nuestros aficionados, y en concreto que el partido del próximo 9 de septiembre en El Molinón sea de nuevo un ejemplo de ello”.