OPINIÓN – Y seguiremos celebrando

OPINIÓN – Y seguiremos celebrando

1671
0
Compartir
La afición azul, a orillas del Piles (Foto: Hugo Álvarez).

Un estudio del Instituto Metropolitano de Ciencias Médicas de Tokio demostró hace unos años (no recuerdo cuántos) que pasar hambre mejora la memoria. Estaba realizado con moscas. No porque interesase lo que les pasa a las moscas en sí, claro está, sino por su interés para lo que a los humanos afecte.

Ahora, años después (sigo sin recordar cuántos), se puede demostrar con los humanos. Con humanos que no recuerdan lo que pasa en el corto lapso de dos horas. Corto para los humanos, una eternidad para las moscas.

Humanos que reciben a un equipo, el suyo, como si de un partido de Champions se tratase. Los mismos humanos que dos horas más tarde no entienden que al acabar ese mismo partido el rival, que ha empatado fuera (entre otras muchas cosas que no dependen de la memoria, sino de la capacidad de raciocinio), lo celebre con la misma intensidad que ellos recibieron a los suyos. Sin agredir a nadie ni romper las lunas de su propio autobús, entre otras cosas.

Tal vez el motivo de esa falta de memoria sea que no hay hambre. Y no la hay porque muchos de ellos, especialmente los habitantes de un fondo con la capacidad intelectual de las moscas, se han debido comer muchas camisetas y petos. Ellos vieron el último derbi de la historia. Hasta el sábado, claro. Y de tanto comer tela, les falla la memoria.

Ya lo dijimos más veces, son la gata flora. A las cinco, chillan. A las nueve, lloran. Por aquí, seguiremos celebrando que, catorce años más tarde, vivimos, jugamos, perdemos, ganamos o empatamos. Pero somos. Somos del Real Oviedo (de eso no me olvido). Con el doble de corazón. Ellos, que se vayan a comer con las moscas.