Sufrir para ganar

Sufrir para ganar

El Real Oviedo vence al Córdoba (2-0) en un partido reñido y disputado

1419
0
Compartir
Los azules celebran un gol con el fondo de animación (Foto: Hugo Álvarez).

Tres puntos de oro. Así calificó Anquela la victoria del Real Oviedo frente al Córdoba (2-0). Un triunfo muy necesario para los asturianos que cimentaron en la segunda parte con los tantos de Guardiola en propia puerta y Johannesson en el descanso. Tras más de un mes sin ganar, el equipo oviedista afrontará esta semana con más calma.

Anquela realizó varios cambios con respecto al partido de Granada. Las dos novedades fueron la inclusión de Mossa en el lateral izquierdo en vez de Christian Fernández (primera suplencia del año para el cántabro) y la participación de Mariga en el centro del campo junto con Folch y Rocha. Forlín, que fue probado en defensa durante la semana, se quedaba en el banquillo para comenzar el encuentro. El resto, los mismos que salieron de partida en Los Cármenes.

Pese a los cambios, fue el Córdoba el que salió más decidido al partido. Los andaluces se mostraron ambiciosos durante los primeros 20 minutos, con posesiones largas que y mucha movilidad, haciendo bastante daño a la zaga azul. Juan Carlos tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar el tanto visitante, la primera en el minuto en un remate bombeado que se colaba.

El cancerbero tuvo una mala salida al cuarto de hora, dejando el balón franco para Jona. Con todo a favor para anotar el primero, el remate del delantero se quedó muy corto cuando disponía de la portería vacía. Por suerte para los azules, Juan Carlos pudo hacerse con el balón. Primer gran susto.

Al de Calviá se le multiplicó el trabajo con un potente disparo de Edu Ramos desde la frontal que rechazó con algún que otro apuro.

A partir de ahí comenzó a crecer el Real Oviedo gracias a Mariga y Berjón. Sin embargo, la movilidad de los oviedistas no era suficiente para romper las dos líneas defensivas que había planteado Merino.

Pese a todo, los de Anquela dispusieron de varias ocasiones en la primera parte. La más clara la tuvo Toché tras recibir un gran pase de Saúl Berjón. El murciano regateó a Kieszek pero se quedó sin ángulo para el remate.

Pocos segundos después, de nuevo Berjón filtraba un buen pase para la llegada de Mossa, que disparó muy alto. Se desperezaba el Real Oviedo y se hacía dueño del partido, sin grandes alardes, con sobriedad y encerrando cada vez más a un Córdoba que retrasaba a sus 11 futbolistas a su propio campo.

La segunda mitad comenzó con otro ritmo. Los azules buscaron la portería rival con más nervio, más intensidad. No había pasado un minuto cuando Toché remataba fuera un centro de Saúl desde la izquierda. Era un pequeño aviso y una declaración de intenciones.

Los blanquiverdes respondieron con una gran oportunidad. Jaime Romero se deshizo de Mossa y cedió atrás para Jona. El delantero remató muy mal y desperdició la mejor ocasión visitante de toda la segunda parte.

Poco después llegaba el primer tanto azul. Saque de esquina botado por Aarón que Sergi Guardiola peinó equivocadamente a su portería. Era el 1-0 para los de la capital del Principado, un gol que debía dar serenidad y tranquilidad a los azules.

El Córdoba comenzó a buscar la portería de Juan Carlos con más insistencia, tratando de empatar el partido por todos los medios, pero dejando espacios a su espalda. A punto estuvo Toché de hacer el 2-0 pero no consiguió rematar un buen centro desde la izquierda. Mariga probó a Kieszek que rechazó con gran dificultad.

La respuesta no tardó en llegar. Guardiola trató de enmendar su error en el gol del Oviedo, pero su disparo cruzado se fue muy cerca del poste izquierdo de Juan Carlos. Avisaban los de Merino que el encuentro no estaba cerrado.

El último susto para el Oviedo fue obra de Jona. El delantero controló bien en el área pese a la vigilancia de Carlos Hernández, pero su disparo resultó muy inocente y Juan Carlos lo detuvo sin problemas.

Cuando ya finalizaba el encuentro, en el 93, Mariga encontró a Johannesson y el hispano-islandés hizo el 2-0 batiendo al cancerbero blanquiverde en su salida. Victoria y tranquilidad para la parroquia azul.

Victoria muy importante para el Real Oviedo, tanto en términos de clasificación como de tranquilidad para el equipo. Un triunfo que debe ayudar a los de Anquela a crecer y comenzar a transformar en puntos sus buenas sensaciones. La semana que viene toca refrendar este resultado en Alcorcón, un campo que no ha sido propicio para los azules en los últimos años.

Real Oviedo: Juan Carlos, Cotugno, Carlos, Valentini, Mossa, Rocha, Mariga, Folch, Aarón (Diegui, min. 79), Saúl (Yeboah, min. 89) y Toché (Forlin, min. 90).
Córdoba: Kieszek, Pinillos (Markovic, min. 76), Fernández, Joao Afonso, Caro, Edu Ramos (Javi Lara, min.82), Romero (Alfaro, min. 67), Aguza, Galán, Jona y Guardiola.
Árbitro: Álvaro Moreno Aragón, del comité madrileño. Amonestó a Carlos, Mariga y Folch, del Oviedo, y a Guardiola, Aguza, Galán y Joao Afonso, del Córdoba. Expulsó al fisioterapeuta del Real Oviedo.
Goles: 1-0, Guardiola (p.p.), min. 59; 2-0, Diegui, min. 90.