Anquela: “En Alcorcón no se regala nada”

Anquela: “En Alcorcón no se regala nada”

El preparador oviedista se muestra mentalizado a sufrir en Santo Domingo

1524
0
Compartir
Anquela, en la banda del Carlos Tartiere (Foto: Álvaro Campo).

Tanto los futbolistas durante la semana, como Juan Antonio Anquela hoy en rueda de prensa, se han mostrado tremendamente concentrados en la dura labor que se encontrarán el domingo. No se trata de vencer por primera vez fuera de casa esta temporada, sino de hacerlo en un campo en el que el Real Oviedo no ha conseguido vencer jamás, ni siquiera empatar. Tres encuentros disputados, tres derrotas.

Se da la circunstancia que el preparador azul fue el encargado de infligir la primera de esas derrotas a los asturianos cuando se encontraron en Segunda B. El domingo podría enmendarlo consiguiendo la primera victoria azul en Santo Domingo. Eso sí, Anquela deja claro que “mi vida está ligada al Alcorcón”.

El entrenador del Real Oviedo, que ya piensa y habla como un oviedista más, tiene claro que “es un equipo que no se nos da muy bien, pero el fútbol ya sabes cómo es. Cada día es una historia diferente”, aunque tiene muy claro que no solo el campo será peligroso, sino también el rival: “Santo Domingo es un campo tremendo. Un rival que empezó como un tiro y luego tuvo el bache que tuvimos todos, pero que es un equipo muy a tener en cuenta”.

¿Y cuál es el secreto para vencer en un estadio maldito? Anquela lo tiene claro y no consiste en ningún truco de magia: “La única receta es jugar bien al fútbol y no bajar los brazos nunca. En Alcorcón nunca puedes bajar los brazos. Si vas perdiendo, te machacan y si vas ganando, hay partido intenso hasta el último segundo”.

Eso sí, pese a que los de la capital del Principado nunca han vencido en el estadio alfarero, Anquela no piensa “nunca en empatar. Pienso siempre en ganar. El partido es el que te pone en tu sitio. Te dice lo que es bueno y lo que es malo. Espero que no nos conformemos con empatar aun sabiendo las muchísimas dificultades que vamos a tener”.

Para el encuentro del domingo, el Real Oviedo cuenta con una duda tremendamente importante: Toché. El delantero apenas ha entrenado esta semana y hoy todavía lo ha hecho al margen de sus compañeros. Tal es la importancia del murciano que el preparador oviedista se lo llevará igualmente aunque al final no pueda ser de la partida: “Veremos a ver si llega para el domingo. Hoy entrenó al margen y vamos a contar con él en principio para el viaje y luego ya preguntaremos. Nos quedan dos días más y a ver si tenemos suerte”.

Si no pudiera ayudar a sus compañeros, Anquela maneja dos opciones: “Owusu tiene velocidad. Linares siempre te da trabajo garantizado, que esté acertado o no me trae sin cuidado. Me gustaría que estuviera acertado, lógicamente, por el bien de todos”.

Para terminar, y ante los halagos de Ángel Martín González en una tertulia de radio durante la semana, el preparador oviedista volvió a dejar muestra de su amor y compromiso por Oviedo y por el Real Oviedo: “Soy una persona que ama a su trabajo y, entre comillas, moriría por el Oviedo. Matar no mato, pero morir sí muero por estos colores. Para mí esto es un lujo. Un montón de campos de fútbol para entrenar, un club serio, ordenado, afición de maravilla. Estoy en el sitio que quiero estar y por el que he soñado mucho tiempo con estar aquí”.