Fin a la racha a domicilio

Fin a la racha a domicilio

Mal partido del equipo de Carles Marco en Valladolid

701
0
Compartir
Arteaga defiende a un rival (Foto: Ramón Alonso / CBC Valladolid).

El Oviedo sigue sin patrón de juego y confiado sólo a la calidad de sus jugadores. Ayer cayó en Valladolid por 91 a 86, rompiendo su buena racha a domicilio, tras una recuperación espectacular, pero lo más destacable es haber llegado a estar 30 puntos por debajo antes del descanso. Sin el ‘efecto Pumarín’ a favor, el milagro no fue posible y Carles Marco sigue sin dar con la tecla para que un grupo de jugadores de calidad se convierta en un equipo.

Comenzó mandando el Valladolid en el primer cuarto y, tras una reacción de los carbayones, volvió a hacerlo en la recta final. Un parcial de 8-0 permitía a los pucelanos cerrar el primer cuarto con ocho puntos de ventaja sobre un Oviedo flojo en defensa y con la mano encogida en el ataque.

Si en el primer cuarto los de Carles Marco estuvieron mal, en el segundo se fueron por completo del partido, sin que el técnico acertase con la solución. Tras un inicio que parecía prometer algo, si no en el juego sí en el acierto, el Valladolid se impuso por completo a los de Pumarín, que veían como mejor noticia de un cuarto desastroso ir al descanso con sólo 23 puntos de diferencia.

El paso por vestuarios sentó bien a los astures, que salieron con otro aire a la pista y, liderados por Víctor Pérez, consiguieron ir recortando la distancia hasta llegar a una diferencia de sólo seis puntos mediado el periodo. Pero el Valladolid no estaba por la labor de dejar escapar una victoria que había tenido en la mano y supo reponerse para finalizar con quince puntos a favor, 70 a 55.

Los pucelanos sólo tenían que mantener la ventaja en el cuarto final, sin molestarse en grandes alardes, y a ello se aplicaron. En algún momento, los de Carles Marco amagaron con recuperarse y bajaron la diferencia de diez, pero el Valladolid estaba cómodo y no veía peligrar un triunfo que al final se llevó por sólo cinco puntos, pero controlado en todo momento.

CBC Valladolid: Henri Wade-Chatman (21), Gregory Grantt (8), Rowell Graham-Bell (2), Sergio de la Fuente (24), Jito Kok (7) –cinco inicial– Óscar Alvarado (5), Alejandro Reyes (6), Cristian Uta (4), Daniel Astilleros (7) y Maximilian Hopfgartner (7).
Oviedo Baloncesto: Fran Cárdenas (9), Víctor Pérez (19), Oliver Arteaga (20), Davis Geks (3), Romaric Belemene (13) –cinco inicial– Arturo Fernández, Fabio Santana (5), Kenan Karahodzic (8) y Drew Maynard (9).
Árbitros: Francisco José Zafra y Jorge Muñoz. Sin exclusiones.
Parciales: 26-18, 28-13, 16-24, 21-31.