Otra decepción más en Santo Domingo

Otra decepción más en Santo Domingo

El Real Oviedo cae (2-0) con todo merecimiento ante el Alcorcón

1088
0
Compartir
Mossa disputa el balón con Álvaro Peña (Foto: La Liga).

No hay manera de vencer, ni siquiera empatar, en Santo Domingo. El Real Oviedo volvió a cosechar una derrota (2-0) en tierras madrileñas y ya son cuatro encuentros los que ha disputado allí sin conseguir nada favorable. El partido fue una decepción para el equipo, la afición y también para Anquela.

Después de la humillante derrota del año pasado, los asturianos volvieron a cometer ciertos errores que propiciaron la derrota. En la segunda parte, el marcador pudo ser mucho más abultado. Era momento de reaccionar y no se hizo. Empieza a parecer que la temporada puede ser muy larga y dura para un equipo que debía aspirar al playoff.

Anquela repitió el mismo once que había vencido al Córdoba la jornada pasada. Tras la duda de Toché durante toda la semana, el murciano pudo estar en el once inicial, aunque por desgracia para su equipo no aguantaría más de 25 minutos sobre el césped.

El partido comenzó con un Alcorcón mandando pero sin crear peligro en la portería de Juan Carlos. Ambos equipos parecían haber cogido bien el tono al encuentro y la igualdad fue la tónica una vez que el Real Oviedo consiguió defenderse del arranque alfarero.

La lesión de Toché fue la primera mala noticia para los asturianos. A la media hora tuvo que retirarse quejándose de la rodilla. Su puesto lo ocupaba Owusu. Pero como las desgracias no vienen solas, el Alcorcón se adelantó instantes después gracias a un gol de Álvaro Giménez al rematar de cabeza un centro lateral desde la izquierda.

El tanto le sentó muy mal a los azules. Además, el paso por los vestuarios no arregló la situación y los locales salieron en tromba tras la reanudación. Dumitru envió el esférico al palo y, aunque Aarón intentó contestar en una buena ocasión del Real Oviedo, el 2-0 de Laure fue una losa demasiado grande para el conjunto de Anquela.

El lateral alfarero aprovechó un buen pase de Peña para batir a Juan Carlos desde dentro del área. Los madrileños ampliaban con total merecimiento su ventaja en el marcador, amenazando al Real Oviedo con un correctivo parecido al de la temporada pasada.

A punto estuvo de hacer el tercero Errasti, pero Juan Carlos consiguió desviar con los puños su tiro desde fuera del área.

Los últimos minutos del encuentro fueron un quiero y no puedo azul. Lo intentó Aarón y también Folch, pero en ambas ocasiones se encontraron con una buena intervención de Casto. También se animó Owusu y Yeboah, pero sus disparos ni siquiera encontraron la portería local.

El pitido final trajo una nueva decepción para la afición y un viejo y desagradable recuerdo para el equipo azul. Santo Domingo es ya una especie de ‘bestia negra’ para el Real Oviedo. Cuatro derrotas en cuatro encuentros allí. Una estadística que habla por sí sola.

Toca reflexionar y hacer propósito de enmienda. Las buenas palabras en rueda de prensa se han mostrado ineficaces. No es momento de declaraciones, sino de hechos. Reflejar en el campo lo que se dice delante de los micrófonos. Toca reaccionar y pronto. El domingo visita el Carlos Tartiere el líder de la competición, el Lugo.