“Se nota cuando el equipo da un paso adelante en ataque”

“Se nota cuando el equipo da un paso adelante en ataque”

Saúl Berjón destaca el papel de la grada en los malos momentos del equipo azul

587
0
Compartir
Saúl se encara con un jugador del Lugo (Foto: Álvaro Campo).

Con mucha sangre fría –excesiva para algunos-, Saúl Berjón logró ante el Lugo el gol del empate a uno, el que cambiaba por completo la cara del equipo azul y metía a los de Anquela de lleno en el partido en busca del triunfo. Casi sin carrera previa, Saúl lanzó al fondo de la red con total convencimiento: “Sabía dónde lo iba a chutar, luego ya depende de que te la paren o no, pero por suerte lo metí”.

Tras el entrenamiento en El Requexón, de carácter regenerativo, el canterano azul pasó por la sala de prensa para comentar un partido que tuvo dos caras bien distintas y en el que él fue protagonista, aunque “lo importante es la victoria del equipo”. Un triunfo que sirvió para calmar los ánimos y que “nos hacía mucha falta después de la imagen que dimos en Alcorcón para sumar tres puntos y trabajar más tranquilos esta semana”.

En su análisis del choque ante el equipo lucense, líder a su llegada al Tartiere, Saúl explica “en la primera parte, dominaron más ellos, pero en la segunda llevamos la iniciativa, y eso nos favorece”. Cuando las cosas iban mal, el equipo azul supo reconstruirse y “se nota cuando el equipo da un paso adelante en ataque, hay buen equipo y buenos jugadores, y cuando nos ponemos a jugar podemos plantar cara a cualquiera”. No fue fácil por el nivel del rival, que “no llegaba primero por casualidad. Llevan años jugando bien al fútbol y cada vez tienen jugadores con más nombre, siguen con su filosofía de jugar bien al fútbol y le están saliendo bien las cosas”.

Tras el descanso, el equipo de Anquela cambió totalmente la cara. “Al tirar el equipo adelante, atacamos con más gente. Demostramos que sabemos atacar bien y defender bien, y eso es lo que tenemos que hacer, atacar todos y defender todos”. Un tipo de juego que les pide el técnico, desesperado ayer en la banda en muchas fases de la primera parte: “Es importante que el míster nos exija porque así me ayuda a dar lo mejor de mí. Anquela es una persona que se pone nerviosa en los partidos, te transmite el cariño de otra manera, pero siempre desde querer nuestro bien y nunca nada negativo”.

El entrenador planteó el domingo un nuevo sistema, con tres centrales y dos carrileros, algo que “a mí me beneficia en que sigo jugando y haciéndolo lo mejor que sé. Este sistema es diferente, pero hay partidos que te va mejor y otros peor. Es similar, no le veo mucha diferencia”.

Otro aspecto a destacar del domingo es el apoyo, una vez más, de la afición. Hubo pitos al concluir la primera parte por el mal juego, pero tras el descanso, animados por el cambio visto en la actitud del equipo, la grada volvió a apoyar como siempre. “Sólo podemos darles las gracias”, comenta Berjón. “Fue ejemplar ayer, como hasta ahora. De toda la gente, cuatro se ponen nerviosos, pero en ese momento el resto aplaude y tocan el bombo y cantan. La afición es para darles las gracias, estamos encantados con que nos apoyen hasta el final, yendo de la mano le remontamos al líder y ahora vamos a Tarragona a traernos los tres puntos”.

Saúl aprovechó su paso por la sala de prensa para manifestar su alegría por el éxito de su compañero Diegui, convocado con la selección de Islandia para dos amistosos y con el Mundial de Rusia 2018 a la vuelta de la esquina. “Se lo merece, es un chico muy especial en el vestuario y nos alegramos mucho por él. Ojalá le vaya todo bien, que juegue, y sobre todo que disfrute”.