Demasiados errores

Demasiados errores

El Real Oviedo cae en Valladolid (3-1) presa de sus fallos defensivos y su poca capacidad ofensiva

802
0
Compartir
Berjón no puede irse con el balón de Borja (Foto: La Liga).

No pudo ser. El equipo de la capital del Principado cayó en el José Zorrilla en un partido que ya perdía cuando apenas se había salido del vestuario. Un nuevo fallo de Juan Carlos propició el primer gol del Valladolid y, a partir de ahí, los locales jugaron muy cómodos ante la inoperancia azul.

Volvió a mover Anquela el equipo con respecto a jornadas pasadas. El andaluz pasó al 4-2-3-1 habitual de las primeras jornadas con Diegui en banda derecha, Cotugno en el lateral y Forlín, por fin, de central.

El comienzo del partido no pudo ser peor para los asturianos. Juan Carlos, tras un error grave, concedió un córner en el que Deivid remató en área pequeña para adelantar a su equipo. Golpe muy duro para las aspiraciones de los de Anquela. Nuevamente, al igual que en las últimas jornadas, tendría que remontar un marcador desfavorable.

Era difícil empezar peor el encuentro, tanto para el Real Oviedo como para su portero, que lleva varias semanas en el disparadero por sus flojas actuaciones. Pudieron ponerse peor las cosas si Kiko Olivas hubiera acertado a anotar el 2-0 en otra jugada de estrategia. Por suerte para el Real Oviedo, Mossa consiguió desviar el esférico a saque de esquina.

Las respuestas oviedistas fueron obra de Aarón y Folch, pero en ambos casos el esférico se fue muy desviado. Especialmente buena fue la del centrocampista tras un córner en el que remató en posición inmejorable. No pudo ser y los azules dejaban todo el trabajo para la segunda parte.

En la reanudación se vio a un Oviedo mucho más voluntarioso pero sin grandes ocasiones de gol. Lo intentaba sobre todo Aarón y Linares, pero sin demasiada fortuna ante el buen orden vallisoletano. Anquela buscó más mordiente con la entrada de Pucko por Cotugno y de Yeboah por Berjón.

Pero ni con esas consiguió darle la vuelta al marcador. De hecho fue el Valladolid el que volvió a ampliar la diferencia en otro balón parado. Esta vez fue Míchel el que puso un balón perfecto para que Mata, totalmente solo, batiera a Juan Carlos.

Con el 2-0 y todo perdido, Anquela confió en Steven para acompañar a Linares. Un cambio que dio otra cara al equipo. En apenas dos minutos, Yeboah envió un balón al palo y, a continuación, el propio Steven realizaba una gran dejada a Linares para que pusiera el 2-1.

Con el Real Oviedo volcado en busca del empate llegó la sentencia pucelana obra de Míchel, previo fuera de juego. El 3-1 final era demasiado castigo para los azules, que fueron a remolque todo el encuentro culpa de sus errores.Ahora toca recomponerse frente al Numancia en casa, volver a la senda del triunfo y tratar de engancharse a los puestos altos de la clasificación. No queda otra tras esta dura derrota, más por culpa de errores propios que de un gran juego rival.

Real Valladolid: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Nacho; Luismi, Borja; Toni Villa (Giannis Gianniotas, min 68), Óscar Plano (Villalibre, min 84), Hervías (Míchel, min 63); Mata.
Real Oviedo: Juan Carlos; Johannesson, Cotugno (Pucko, min 66), Forlín (Steven, min 82), Christian, Mossa; Mariga, Folch, Aarón, Saúl Berjón (Yeboah, min 74), Linares.
Goles: 1-0 Deivid (min 3). 2-0 Mata (min 76). 2-1 Linares (min 87). 3-1 Míchel (min 89).
Amonestaciones: El colegiado Eiriz Mata mostró amarillas al local Gianniotas, y a los visitantes Forlín y Mossa.
Incidencias: más de dos millares de aficionados azules en las gradas del Nuevo Zorrilla.