Un rival complicado para enderezar el camino

Un rival complicado para enderezar el camino

El Oviedo recibe al Melilla a partir de las ocho y cuarto de la tarde

934
0
Compartir
Maynard ha tenido algún problema físico durante la semana (Foto: Álvaro Campo).

El Oviedo Baloncesto recibe mañana (20.15 horas) al Club Melilla Baloncesto. Un horario poco habitual que busca no coincidir con el partido que disputará el Real Oviedo en el Carlos Tartiere a partir de las seis de la tarde.

Los melillenses marchan en cuarta posición de la tabla, un puesto por encima del Oviedo y con dos victorias más que el conjunto de Pumarín, que intentará cambiar el rumbo tras la derrota de la pasada jornada en su feudo, que está dejando de ser el fortín de temporadas anteriores.

Carles Marco, entrenador de los carbayones, asume que “nos está faltando regularidad y hacer las cosas bien durante más minutos”. El catalán asegura que “empezamos correctamente los encuentros, pero no estamos siendo consistentes en ataque y defensivamente hay cosas que todavía no están engrasadas ya que nos hacen puntos con facilidad. Las subidas y bajadas que tenemos nos cuestan partidos o los últimos minutos tenemos que remar y no siempre se puede remontar”.

Carles Marco cree que el Melilla “tiene un equipo muy compensado con un juego interior muy bueno. Además, cuentan con un jugador determinante desde el puesto de base (Dani Rodríguez) que cuando se complica una jugada utiliza el bloqueo directo para anotar él o ingeniársela para buscar a un compañero. Tienen un poco de todo y tenemos que hacer las cosas muy bien”. El equipo asturiano deberá “defender más durante más minutos. Y en ataque, tener paciencia y buscar nuestras ventajas, ya que nosotros también tenemos talento. Hay que estar listos, defender más agresivos, que no nos hagan canastas fáciles e incluso mandarlos a la línea de tiros libres si es necesario”.

El duelo de anotadores interiores entre Oliver Arteaga y Fran Guerra puede ser uno de los más interesantes en la LEB Oro, aunque Carles Marco, sin olvidarse de la ayuda de Mouha Barro, desea que sean los jugadores locales los que paren al pívot visitante: “Yo siempre soy optimista y nuestros jugadores son los mejores. A ver cómo defendemos a Fran que ya sabemos de su capacidad para anotar y para intimidar, pero creo que podemos hacer un buen trabajo con él y poder atacarle nosotros en el bloqueo directo y desde el poste, que tanto Oliver como Mouhamed, tienen capacidad para jugar desde ahí. Es una bonita batalla, pero hay más y sigo pensando que no podemos centrarnos en las individuales y centrarnos más en el equipo. Me da igual que Fran esté mejor que nuestros pívots si en conjunto estamos nosotros mejor que ellos”.

A lo largo de la semana, el Oviedo ha tenido algunos problemas físicos y “nos ha costado entrenar algún día con gente. Por ejemplo Drew Maynard se ha perdido un entrenamiento pero hoy ha vuelto y a falta de mañana estamos todos para poder jugar. Barro también se ha perdido dos días y medio de entrenamientos y el jueves estuvo al 50%. Esperemos que hoy un poco más, aunque llegará para el partido. Espero que a excepción de Tadas Rinkünas mañana estén todos listos para afrontar el encuentro”.

El partido será dirigido por los colegiados José María Terreros y David Planells.