Partido de altura en Pumarín

Partido de altura en Pumarín

El Manresa, uno de los claros favoritos a retornar a la ACB, visita el feudo del Oviedo

526
0
Compartir
Pumarín será decisivo ante el Manresa (Foto: Álvaro Campo).

El Oviedo regresa mañana a su pista de Pumarín tras la derrota de la pasada jornada en Palencia. El equipo de Carles Marco recibirá al Manresa del exoviedista Álvaro Muñoz a partir de las seis y media de la tarde, con arbitraje de Alberto Baena Arrollo y Antonio Manuel Zamora Rodríguez. Los catalanes son uno de los grandes favoritos al ascenso y actualmente ocupan la tercera plaza de la clasificación, con nueve victorias y tres derrotas, dos triunfos más que el conjunto carbayón.

Tras la derrota de Palencia, Carles Marco busca mejorar aspectos importantes, como el escaso acierto en los tiros libres. “Es algo que hay que mejorar. Es una parte importante del juego y por eso nos preocupamos, pero sin estrés. Es un tiro sin oposición y muy mental, por lo que no podemos presionar a los jugadores”.

No sólo el tiro libre falló ante el Palencia. El técnico catalán también se preocupa por “las pérdidas, ya que al contrario que Palencia, el Manresa es un equipo que corre muy bien el contraataque y en el que todos pueden subir el balón”.

El equipo debe seguir trabajando los aspectos defensivos, ya que Manresa es “un equipo duro y agresivo y que mete mucho las manos”. Marco califica al rival de mañana como “una plantilla muy completa, confeccionada para subir. Hay que jugar muy bien para competir contra un gran rival y tener opciones de ganar en casa, que espero que las tengamos gracias a la ayuda del público y con un buen partido nuestro. Tenemos que jugar muy bien si queremos competir contra este rival”.

En el equipo carbayón se han multiplicado los problemas esta semana. A la baja segura de Rinkunas, se unen las dudas sobre Fran Cárdenas, que “casi no ha entrenado y es duda hasta última hora. No sabemos si en la última sesión podrá entrenar por una molestia en la pierna”. También es duda Oliver Arteaga, que “tiene también alguna molestia, aunque esperemos que no sea tan duda como Fran, a ver si puede realizar la última sesión de entrenamiento para ayudarnos el domingo”.