La tercera seguida, sobre el barro

La tercera seguida, sobre el barro

El Real Oviedo tira de raza para superar al Osasuna en un Tartiere totalmente encharcado (1-0)

744
0
Compartir
El Tartiere volverá a ser decisivo (Foto: Álvaro Campo).

Condiciones climatológicas duras las que tuvieron que hacer frente tanto Real Oviedo como Osasuna. La llegada de la ciclogénesis Ana trajo consigo fuertes lluvias durante casi toda la jornada en la capital del Principado. Pese al esfuerzo de los operarios, el agua se acumulaba en bastantes zonas del césped del Tartiere. El encuentro se jugaría pero el espectáculo no estaba asegurado, sino que se esperaba más una batalla física durante los 90 minutos.

El entrenador del Real Oviedo decidió apostar por el mismo once que venció con claridad al Lorca la jornada pasada. Ningún cambio en la alineación ni tampoco en la convocatoria, a excepción de la entrada de Owusu por Valentini. El argentino fue finalmente el descarte de Anquela.

Arrancó el Real Oviedo como un tiro, sabedor que una rápida ventaja podría otorgarle mucha ventaja en un campo que se iría poniendo cada vez más pesado y menos practicable. No habían pasado 5 minutos cuando Herrera derribó a Folch dentro del área. El penalti señalado por Vicandi Garrido fue desaprovechado por Rocha, que chutó ajustado, pero fuera, al palo izquierdo de la portería.

La ocasión desaprovechada no desanimó a los de Anquela que siguieron buscando la portería rival. Una buena jugada de Linares en la zona izquierda del área terminó con un buen centro al punto de penalti, donde apareció Johannesson para cabecear estupendamente al fondo de las redes. El hispano-islandés hacía el 1-0 y ponía en ventaja de forma merecida a su equipo.

Pese a que solo era el minuto 10, el encuentro se ponía muy favorable para los intereses azules. El Real Oviedo supo controlar las acometidas de uno de los mejores equipos de la categoría y mantener el peligro lejos del arco de Alfonso Herrera. Los navarros solo tuvieron un acercamiento peligroso en los primeros 45 minutos, bien salvado por Carlos y Christian.

La última opción de la primera parte salió de los pies de Yeboah con un duro disparo desde la frontal del área que se fue fuera por muy poco. Descanso para ambos conjuntos y todo el mundo pendiente del estado del terreno de juego.
Tras la reanudación, los navarros decidieron buscar con más insistencia la portería rival. Poco a poco fueron encerrando al Real Oviedo en su área, aunque los azules se defendían a las mil maravillas en todos y cada uno de los ataques rivales. La solidaridad de los futbolistas de Anquela era digna de admirar.

Pese a todo, el Osasuna dispuso de dos buenas ocasiones para nivelar el marcador. La más clara vino en una falta lateral botada por Roberto Torres que Unai remató de cabeza fuera, muy cerca del palo izquierdo de un Alfonso Herrero ya superado. También dispuso de una buena alternativo el exoviedista Torró, pero la defensa reaccionó muy rápido para enviar el esférico a saque de esquina.

Con el paso de los minutos, el físico comenzó a abandonar a los futbolistas. Saúl Berjón fue el primero en notar molestias y tuvo que ser sustituido por un voluntarioso Viti, que sigue acumulando minutos tras su lesión. En el tramo final del partido, fue Linares el que tuvo que ser sustituido por Hidi. El zaragozano salió del terreno de juego sin un gramo de fuerza por la gran labor realizada. El último cambio de Anquela, ya en el descuento sirvió para que Yeboah se llevara una merecida ovación y para que Verdés volviera a los terrenos de juego después de muchas jornadas ausente.

Las intentonas navarras fueron repelidas una y otra vez por el Real Oviedo hasta la conclusión. Con el pitido final, llegó la alegría a las gradas y también al terreno de juego, donde los futbolistas se fundieron en una piña para después festejar con su afición.

Una victoria importantísima para los de la capital del Principado que acechan la sexta plaza del Rayo Vallecano. Asturianos y madrileños están empatados a puntos y solo un tanto aleja a los de Anquela de la última plaza de playoff. Quedan dos jornadas para terminar el 2017 y el objetivo no es otro que finalizarlo entre los 6 mejores.