Una victoria con dos caras

Una victoria con dos caras

El Oviedo gana pese a desinflarse en la segunda parte

808
0
Compartir
Arteaga y eana defienden a Marzo (Foto: C. Pascual / Levitec Huesca).

El Oviedo se impuso por cuatro puntos, 66 a 70, al Huesca de Guillermo Arenas en un partido en el que a punto estuvieron de echar a perder una magnífica primera parte en un tercer cuarto en el que desaparecieron del encuentro. De los ocho triples anotados en los primeros 20 minutos se pasó a uno en el resto del partido, debido también a la mejoría defensiva del rival. El joven Alonso Meana tuvo que asumir la responsabilidad de dar descanso a Fabio Santana ante la baja de Fran Cárdenas, que se pierde lo que queda de temporada por lesión.

Barro volvió a marcar las diferencias en el inicio del partido en Huesca, anotando las dos primeras canastas de los asturianos, que mandaron en el marcador llegando a tener una ventaja de seis puntos, aunque al final de los primeros diez minutos tan sólo había dos de ventaja. Arteaga fue el rey en los aros y Maynard buscó el tiro desde los 6,75, sumando dos. Alonso Meana fue el encargado de dar el descanso a Santana, muy efectivo, ante la baja de Fran Cárdenas.

El joven base de la cantera carbayona fue el encargado de comenzar el recital de triples del segundo cuarto. Alonso, Geks y Víctor Pérez anotaron desde los 6,75 los primeros nueve puntos, que provocaron un tiempo muerto de Guillermo Arenas ante el acierto astur. De poco le sirvió, pues una canasta de dos de Maynard daba paso a otra serie de tres triples de Geks y Víctor Pérez, éste por partida doble, que llevaba la ventaja a quince puntos y forzaba otro intento de Arenas por parar el aluvión asturiano. Y lo consiguió, con una defensa más fuerte que impidió los triples. No los locales, con uno de Van Wijk que ponía a Huesca a diez puntos. Barro dejó el marcador al descanso en 32-44 y pudo aumentar la ventaja en un tiro libre adicional, pero no es la mayor virtud del senegalés.

Tras el descanso, el Huesca volvió al más puro estilo Arenas, con una gran intensidad defensiva. Y el Oviedo, echando a perder un cuarto, algo habitual en el equipo carbayón. A los dos minutos y medio de juego, los asturianos habían tirado la mitad de la ventaja y al finalizar el periodo tan sólo llevaban tres puntos de ventaja. El acierto desde los 6,75 se esfumó y sólo Geks anotó desde la distancia.

Con el colchón de puntos perdido, comenzaba un nuevo partido y el Oviedo salió más intenso en defensa para afrontar los últimos diez minutos. Lo mismo hicieron los oscenses, lo que deparó un cuarto muy trabado. Los de Carles Marco sumaron ocho de sus once puntos en el periodo desde la línea de tiros libres y el Huesca llegaba a empatar el partido cuando ya se jugaba el último minuto. Por fortuna, fue la última canasta de los oscenses por otros cuatro puntos sumados por Víctor Pérez desde la línea de tiros libres. Cuatro puntos que dieron la victoria a los oviedistas, la cuarta consecutiva, y los mete en la cuarta plaza de la clasificación.

Peñas Huesca: Sergio Rodríguez (10), Agustí Sans (7), Carles Marzo (10), Kevin van Wijk (12), Albert Fontet (8) –cinco inicial-, Mikel Motos, Vashil Fernández (4), Pablo Pérez (9), Mladen Pavlovic (4) y Jubril Adekoya (2).
Oviedo Baloncesto: Mouha Barro (10), Fabio Santana (8), Víctor Pérez (15), Oliver Arteaga (11), Davis Geks (9) –cinco inicial-, Tadas Rinkunas, Drew Maynard (10), Romaric Belemene (4) y Alonso Meana (3).
Árbitros: José Vázquez y Carlos Merino. Sin exclusiones. Señalaron técnica a Carles Marco por protestar.
Parciales: 18-20, 14-24, 24-15, 10-11.